muchocine opiniones de cinedesde 2005

Visualmente buena pero de desarrollo torpe, solo para jóvenes

★★☆☆☆ Mediocre

House on haunted hill

Para satisfacer a su caprichosa esposa, un rico magnate organiza una fiesta en un antiguo psiquiátrico donde se realizaron horribles experimentos. El matrimonio recibe a los invitados y, extrañados, se percatan de que no son las personas que habían convocado. La celebración sigue su curso y el anfitrión anuncia una millonaria recompensa para el invitado que permanezca toda la noche en la casa. Los trucos que ha preparado no serán nada para el terror que les espera encerrados entre esas endiabladas paredes.

Este es el argumento de House on haunted hill, una película nacida al cobijo de la antigua House on haunted hill (1959; William Castle), que contó con el gran Vincent Price en su reparto. Además, este remake tendrías su posterior secuela en 2008, titulada Return to house on haunted hill (2007; Víctor García), e iría directa a Dvd y con un mediocre resultado, ya que tras el estreno de este primer remake todos sabíamos lo que podría dar de sí la citada secuela.

La historia gira en torno a la figura de Stephen H. Price (Geoffrey Rush), experto en atracciones de terror y quien, en la fiesta de cumpleaños de su mujer, dará 1.000.000 de dolares a quien pase una noche en una mansión encantada. Seguramente Price se trate del personaje con más posibilidades de todo el film, ya que tiene en su poder la facultad de engañarnos y hacernos creer que algo que parece real no lo es. Sin embargo, aunque Geoffrey Rush le otorga gran carácter al personaje, el film no lo utiliza lo suficiente y se deshace de el personaje rápidamente, introduciéndolo de lleno en una disputa conyugal que no interesa para nada al espectador ansioso de terror.

El resto de personajes no son más que relleno para el reparto, y que incluso aquellos que se salvarán son muy vagos en cuanto a personalidad y carácter.

Esto último es uno de los mayores problemas de la película, ya que desde que da comienzo se antoja tremendamente previsible. Podría decir aquí quienes se salvan y a nadie molestaría, porque desde la primera aparición del grupo de "jóvenes" se vislumbra quienes sobrevivirán y quienes no. Unido a esa previsibilidad se encuentra la total falta de tensión. No tendremos sino una o dos escenas en las que sentiremos cierto agobio, el resto será todo de máxima horizontalidad y solo a base de subidas de volumen o apariciones ¿inesperadas? podrán hacernos sentir algo. Y es que es esta una película con muy poco espíritu, o mejor dicho, esencia.

Todo lo anterior hace de la película una mediocridad, un quiero y no puedo, que aun siendo así ha conseguido erigirse como de lo poco destacable de los tediosos años 90.

Tal vez, y más que nada por ser justos, no deberían de haber gastado tanto en ambientación, incluyendo localización y fotografía, que es espectacular, y haberse buscado mejores actores y mejores guionistas, ya que si ha esta historia se le hubiera dotado de mayor tratamiento de pre-producción podría haber sido uno más de los llamados "clásicos modernos". Pero como ya pasara con 13 fantasmas (2001; Steve Beck), el intento de modernización técnica con respecto a su predecesora queda en nada cuando pasamos a analizar los aspectos meramente humanos del film.

Lo mejor: La terrorífica ambientación y su fotografía.
Lo peor: Actuaciones, guión, desarrollo, y todo lo que dependia de un poco de ingenio.
publicado por Hugo Delgado el 1 abril, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.