¿Y con esto quieren superar la crisis del cine?

★★☆☆☆ Mediocre

Monstruos contra alienígenas

Lo llevamos claro. Spielberg a través de su productora, Dreamworks, dejó claro que el cine se movería hacia el 3D, que eso es lo único que le podría sacar de la crisis ante la piratería, el P2P, etc. Una solución algo demencial, habida cuenta de que el 3D en el cine ya se conoce desde los años 50, y por mucho que lo desarrollen, como no se utilicen unas gafas polarizadas de esas que cuestan 300 euros cada una, será lo de siempre. Todos aquellos que hayan ido a una Exposición Universal, o un parque temático Disney sabrá a qué me refiero. Vale, pues esperando el agua de mayo de la primera película de animación en 3D que va a realizar Dreamworks (que también ha realizado grandes productos como "Kung Fu Panda" o la saga de "Shrek", aunque no olvidemos que también ha perpetrado engendros como "El Espantatiburones") nos ha llegado este refrito algo indigesto de lo que podría ser un recorrido del cine de serie "B" de ciencia ficción/terror de norteamérica en los años 50: juntemos "La mosca" de Kurt Neumann, "La humanidad en peligro", "El terror no tiene forma", "La chica de 50 pies" y "El hombre y el monstruo" con "Independence Day" y por supuesto, el clásico indiscutible de Tim Burton (del que es heredero este film a base de bien) que es "Mars Attacks". El resultado es esta extraña película que no termina de encajar en un segmento del público exacto: es demasiado ñoña para los adultos, y demasiado compleja para los niños. Los chistes no tienen ninguna imaginación (¡¡y eso que han contado con 6 guionisas, no salgo de mi asombro!!) y los personajes son francamente estúpidos. La historia de un grupo de monstruos recluidos por el Gobierno de los Estados Unidos en un área secreta y llegada de un extraterrestre invasor son el pretexto para enfrentar al eslabón perdido, la chica gigante, el hombre cucaracha, la masa informe y el insecto gigante con un alienígena cabezón que trae una superpoderosa nave capaz de destruir toda la humanidad. Las subtramas que aparecen en el film -sobre todo a raíz del personaje de Susan, la mujer gigante- son francamente tontorronas (un novio egoísta que la abandona, etc.) y no hay un solo momento del film que no sea algo más que un intento de apabullar con despliegues visuales y efectos 3d -insisto, que no es para tanto y que ya habíamos visto en infinidad de ocasiones-. Debería haberme temido lo peor, sobre todo por que uno de los directores de este film dirigió también "El Espantatiburones" -aunque también esta el codirector de "Shrek 2"-. Es la típica peliculita estúpida de vacaciones, con muy poco argumento, muñequitos gritones y muchos, muchos efectos especiales. ¿Y con esto quieren superar la crisis del cine? Pues lo llevan claro. Además, lo de la solución de "no hacer más peliculas de animación que no sean en 3D" es MENTIRA, puesto que el film ha sido estrenado en muchos cines de forma convencional, y simultáneamente en otros con 3D e Imax. Sinceramente, no comprendo cómo una productora es capaz de hacer filmes de animación como "Shrek" o "Kung Fu Panda" también pueda hacer esta porquería.

Lo mejor: El recuerdo cómplice de todos los monstruos clásicos de los años 50. Poco más.
Lo peor: El resto: es pesada, aburrida, ñoña, apabullantemente vacía.
publicado por Federico Casado Reina el 6 abril, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.