muchocine opiniones de cinedesde 2005

Al que no tiene no hay que exigirle, pero al que tiene y lo ha demostrado hay que exigirle siempre el máximo… despierta Woody.

★★★☆☆ Buena

Vicky Cristina Barcelona

Las prisas no son amigas del arte y crear  hora y media de fotogramas al año no garantiza crear obras maestras. Vicky Cristina  Barcelona  da la impresión de ser una película no trabajada, poco pulida, sin el necesario proceso de fermentación  y de  afine que requiere toda obra de arte dispuesta a trascender. Esto es  lo que eché de menos en esta película;  el trabajo  y la reflexión que si observé en otras películas de Allen, como en Match Point donde todo encaja como un perfecto reloj suizo. Tampoco el argumento nos depara demasiadas sorpresas. La reflexión acerca de las oportunidades  perdidas y las mujeres atrapadas en una realidad de la que quieren huir es algo llevado  muchas veces al cine. No significa con ello que no pueda ser traído  de nuevo y expuesto, pero, si se hace, debe  ser como una botella de champán  recién abierta, llena de  vivaces y refrescantes burbujas. La relación triple planteada  entre Johansson, Bardem y Cruz  tampoco  me sorprendió, pues ya había  visto expuesta la situación en Jules  et Jim de Truffaut con mayores virtudes y aciertos y seguro que  esa tesitura ha sido expuesta en otras obras cuya referencia desconozco.Hay veces que cuando el argumento o la dirección falla puede que el trabajo de los actores lo salve; ver por ejemplo El  talento de Mr. Ripley con un impecable John Malkovich; pero, en este caso,  el trío protagonista no nos deleita  con una de  sus mejores interpretaciones. Y, a riesgo de  ser considerado antipatriota, para mí Penélope  no merecía el Oscar. Quizás para mí  lo único salvable  sea el descubrimiento de Rebecca Hall, una actriz  bella y glamourosa que mantiene mis esperanzas de que  aparezca de nuevo alguna actriz  tan maravillosa  y elegante como Audrey Hepburn.

Una película demasiado empeñada  en mostrar las virtudes turísticas de Barcelona y Oviedo; con sensación de inacabada al llegar la pantalla negra y los títulos; que puede deparar un rato agradable y divertido, sin sensación de haber perdido el tiempo, pero que puede  también plantear la pequeña comezón de que hay mejores maneras de perderlo. Al que no tiene no hay  que exigirle, pero al que tiene y lo ha demostrado hay que exigirle siempre el máximo… despierta Woody.

Lo mejor: Rebecca Hall
Lo peor: Woody Allen dirige uno de sus trabajos más flojos
publicado por Juan Fondevila el 10 abril, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre