Era una dura carga la que tenía sobre sus hombros, pero J.J. Abrams lo ha conseguido con creces.

★★★★★ Excelente

Star Trek

Fue alla por Noviembre cuando el propio J.J. nos presento unas cuantas escenas a medio terminar de este nuevo y remozado Star Trek. Desde entonces, y por culpa de aquel caramelito que Abrams nos dejo saborear solo un poco, la expectacion no ha parado de crecer. Ahora, por fin hemos visto el resultado completo, y estamos estupefactos. No salimos de nuestro asombro.

Todo está preparado para el viaje inaugural de la nave más moderna que jamás se haya creado: la USS Enterprise. Su joven tripulación tiene una importante misión: encontrar una manera de detener al malvado Nero, que movido por la venganza amenaza a toda la humanidad. Pero el destino de la galaxia está en manos de dos jóvenes rivales que nacieron en mundos diferentes: James Tiberius Kirk, un joven de una granja de Iowa que busca emociones, un líder nato a la búsqueda de una causa. Spock, por otro lado, creció en el planeta Vulcano y es un marginado debido a su parte medio humana, lo que lo hace susceptible a la inestabilidad de las emociones de los Vulcanos, pero Spock es también un brillante y decidido estudiante. En medio de todo, Kirk y Spock tendrán que enfrentarse cara a cara con un destino inevitable: la necesidad de forjar una insólita pero sólida alianza, que les permita llevar valientemente a su tripulación hasta donde nadie ha llegado jamás.

Era una dura carga la que tenía J.J. Abrams sobre sus hombros: resucitar una saga que ya todos daban por muerta y acercarla de nuevo a los trekkies nostálgicos de tiempos pasados y a nuevos públicos. Bien pensado, este cometido es de los que producen escalofríos, pero más aún cuando un servidor puede aseguraros, con toda seguridad y sin miedo a equivocarse, que J.J. Abrams lo ha conseguido con creces.

Haciendo uso de su más que solvente visión comercial y de calidad, Abrams ha resucitado, actualizado y mejorado la saga Star Trek rodeándose de su equipo habitual, entre los que encontramos a los guionistas Roberto Orci y Alex Kurtzman, y a Michael Giacchino, consagrado maestro del score fílmico. Convertido ya en un potencial rey Midas de Hollywood, Abrams retoma los inicios de una saga repleta de capítulos diferentes, versiones, imaginería, seguidores, y los lleva a su terreno para convertir este nuevo Star Trek en un espectáculo sin precedentes, tanto como película en sí, como por reinvención de la saga.

Dotada de una sólida historia que incluso se preocupa en hacer pensar al espectador (algo poco frecuente en los blockbuster de temporada), la película está interpretada por un gran elenco de emergentes (y no tanto) actores que encajan a la perfección en sus personajes y están caracterizados para ser carne de carpeta de quinceañera en edad de instituto, lo que con toda seguridad atraerá nuevos públicos a la franquicia.

Si a todo esto, le añadimos que J.J. Abrams ha sabido corregir lo que, para un servidor, es el gran lastre de las películas y series de Star Trek: la jerga excesivamente científica y el ritmo suspensivo de las historias, obtenemos una reinvención total de la saga, una reformulación de la franquicia basándose en las fórmulas que ya le funcionaran a George Lucas para sus Star Wars y que, mal que pese a todos los trekkies excesivamente puristas, harán, sin duda, de este nuevo Star Trek un taquillazo de los más sonados de este año. Sino, tiempo al tiempo.

Larga vida y prosperidad.

publicado por Pablo López el 6 mayo, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.