Un film singular, que creo se trata de un buen borrador de su ya mejor «»El jinete pálido»».

★★★☆☆ Buena

Infierno de cobardes

Primer film del oeste que dirigió el gran Clint Eastwood (en esa época menos grande que en la actualidad…).
Se trata de un film original en cuanto a su temática, y en cuanto a determinados empleos del color y la fotografía. En cuanto a su temática, no en vano el "héroe" no lo es tanto, al menos en cuanto a la moral que exhibe, en sus violentos y crueles métodos y en su poca complacencia para con el resto de sus semejantes. Y en cuanto al color, al emplear el rojo con la intensidad y cromatismo del infierno puro y de la muerte.
Es un film interesante, aunque lejos de la maestría que años después demostraría su autor, pero en todo momento resulta entretenida y muy amena, aunque ciertamente, repito, todo lo que hace el protagonista, "el bueno" de la película, resulta lejano a los positivos sentimentos que debe albergar quien debe velar por nuestros intereses y seguridad.
Al final queda todo aclarado, el porqué lo hacía, etc, pero durante el metraje está bien mostrada la dualidad y hasta contradicción, dando a entender que el ser humano tiene de todo, partes buenas y demonios interiores y deudas no pagadas que nos llevan por caminos oscuros y hasta violentos, como es el caso.Un film singular, que creo se trata de un buen borrador de su ya mejor "El jinete pálido", y que se sigue regularmente proyectando en las televisiones del mundo entero con un éxito merecido.Y es que siempre es un acierto por su original puesta de escena y por la intensidad dramática conseguida.
Lo mejor: El clímax malsano que desprende. La utilización del color.

publicado por Victor Bilbao el 14 mayo, 2009

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.