muchocine opiniones de cinedesde 2005

Un excelente nuevo comienzo para una historia clásica. Mucha acción, espectaculares efectos y un reparto que hace honor a una tradición que, a partir de ahora, vuelve a tener futuro.

★★★★☆ Muy Buena

Star Trek

Si bien crecí viendo la serie original creada por Gene Roddenberry en los 60’s, y hasta he disfrutado y seguido casi hasta el final la mas reciente "Star Trek: New Generation", de ninguna manera me considero un "trekkie", y no fui a ver esta película con la intención de juzgarla, como seguramente lo habrán hecho aquellos que son acérrimos fanáticos de la historia, que seguramente habrán asistido a la función vistiendo sus ajustados buzos con la insignia de la Federación Galáctica y dispuestos a encontrarle absolutamente todos los errores posibles para luego salir a decir indignados (Y probablemente hablando en dialecto klingon) que Holywood destrozó todo aquello que tanto aman y que es una decepción y que ya van a ver y todo eso.
Y creo que justamente por eso, por haberla visto libre de prejuicios, quizás, es que disfruté tanto de esta película.
Esta nueva Star Trek ofrece un digno renacer a aquel clásico de la ciencia ficción, mediante un despliegue visual fantástico que atrapa ya desde los primeros minutos de proyección y que, a pesar de presentar una muy acertada renovación de todos los aspectos de la serie, mantiene intacta la esencia de su mística.

El argumento nos remonta a los orígenes mismos de la historia, tan atrás que comienza con el día del nacimiento de James T. Kirk, el cual acontece justo al mismo tiempo en que su padre, al mando de la U.S.S. Kelvin sacrifica su propia vida en un enfrentamiento con una gigantesca nave romuliana comandada por Nero, una especie de pirata intergaláctico resentido que andaba vagando por el Universo buscando vengarse de quien, según él, había sido el responsable de que su planeta fuera destruido (Parece que los romulianos son medio sensibles y se toman a mal que uno les destruya el planeta).
Los años pasan desde aquel fatídico día, y hoy James Kirk se ha convertido en un joven de aptitudes extraordinarias pero demasiado rebelde, medio mujeriego y bastante atorrante al que laburar mucho mucho no le va y que se la pasa chupando y haciendo quilombo en los boliches, hasta el día en el que un Capitán de la Federación que había conocido a su padre va y le hace la cabeza con que debía honrar su legado y que tu viejo si que se la bancaba y no como vos vago de mierda y que se yo, por lo que J.T.K. se decide a enlistarse como cadete en la Flota Estelar, mas que nada para que el tipo se dejara de joder, pero también porque parece que ahí había buenas minas.
Por otro lado, y en otra parte del Universo, en el planeta Vulcano un joven llamado simplemente Spock (Así a secas, aunque hay datos que indicarían que su apellido sería Gutierrez), a pesar de haber crecido sufriendo la marginación por parte de sus pares (Y algunos impares también) por ser hijo de un vulcaniano y una humana, se destacaba por sobre el resto gracias a su impecable lógica y a su brillante intelecto, lo cual le permitió ser el primero de su especie en ser admitido en la Academia de la Flota Estelar.
De esta manera, poco tiempo después durante un entrenamiento, una avivada de Kirk logra derrotar un programa de simulacro programado por Spock, y esto genera un cruce entre ambos que medio empiezan a tenerse mala onda y a llevarse mal.
Al mismo tiempo, y mientras se ultimaban los detalles para el lanzamiento de la que sería la nueva nave insignia de la Federación, el poderoso U.S.S. Enterprise y se seleccionaba, mediante un estricto sistema de méritos, a los miembros de su tripulación, se recibe una señal de auxilio de un planeta que aparentemente está siendo atacado por los romulianos, por lo que, de inmediato, la Flota debe ponerse en movimiento.
Gracias a una serie de casualidades y, fundamentalmente, a unas artimañas de su amigo el Dr. McCoy, Kirk, que no había sido seleccionado, logra abordar el Enterprise y como ya habían despegado y según las reglas no se lo puede dejar a pata en el medio del espacio, pasa a formar parte de su tripulación emprendiendo así la primera misión de su vida.
Lo que el joven oficial no imagina es que esa misión lo llevará a vivir una increíble aventura que tendrá derivaciones que jamás se hubiera imaginado, al tiempo que le permitirá forjar inquebrantables e inesperadas amistades y descubrir, en el momento oportuno, el verdadero valor de la herencia que lleva en su sangre.

La línea argumental que sostiene la historia, sin ser demasiado complicada de seguir, por momentos puede volverse quizás un poco confusa por el hecho de que juega con el tema de las paradojas temporales pero, sin embargo, lo hace de forma coherente y termina resultando convincente y eficaz para darle sentido al desarrollo (Y por eso, justamente, prefiero no adelantar mas nada. Así no les arruino la sorpresa. De nada, de nada…).
La película mantiene un ritmo regular durante toda la trama, intercalando secuencias de acción espectacularmente realizadas, con buenos diálogos, algunos toques de humor que no desentonan, y unos efectos visuales y de sonido de una calidad realmente fantástica que terminan por redondear un producto que se disfruta desde el primer minuto hasta el último.
En cuanto a las actuaciones, puede decirse que están a la altura de las circunstancias con un trabajo de casting verdaderamente excelente que consigue darle al reparto una credibilidad digna de admiración, combinando figuras jóvenes con algunas ya reconocidas que se complementan en un trabajo sin fisuras.
Ellos son Chris Pine en el papel de James T. Kirk, Zachary Quinto como Spock (En una composición del personaje realmente perfecta), Erik Bana como Nero, Karl Urban como Leonard "Bones" McCoy, Zoë Zaldana como Uhura, Simon Pegg como Montgomery "Scotty" Scott, John Cho como Sulu, Anton Yelchin como Pavel Checov, Bruce Geenwood como el Capitán Christopher Pike, y la actuación especial de Leonard Nimoy como el Embajador Spock, entre otros.
La película fue dirigida por el SR. (Así con mayúsculas) J. J. Abrams que no solo nos regala esas maravillas televisivas llamadas "Lost" y "Fringe", sino que también se manda este fantástico laburo con el que consigue devolverle la llama perdida a una historia que se merecía tener un lugar de privilegio en la pantalla grande.
Lo mejor: El casting, los efectos, y el saber que renace esta gran historia.
Lo peor: Que habrá que esperar para ver la siguiente
publicado por Renegado el 15 mayo, 2009

Enviar comentario