Terminator salvation

Uno piensa que el tiempo hace ver las cosas a mejor; cuando pasan estas cosas, uno se siente viejo y con la (casi) necesidad de decir el tópico aquel de "ya no se hacen películas como antes". Y es que es verdad, coño. A mi es que me ha dolido el infame giro que ha tomado una de las mejores franquicias cinematográficas de la historia del cine, que con 3 partes (pasando un poco la mano por la tercera, es verdad) ha creado a uno de los mitos innegables del séptimo arte, el androide casi inmortal, que con la cara del gobernador de California, iba implacablemente tras los genes de la familia Connor. Cuando a un agudo e inteligente director en ciernes, un tal James Cameron, se le ocurrió hacer una película de ciencia ficción con muy poqutio dinero, no sabía lo que iba a armar, claro que luego se desquitó con una segunda parte de las que quitan el hipo, y revolucionan los efectos visuales (¿quién no recuerda al T-100, el temible androide de metal líquido?). Pero, ojo, no nos equivoquemos: las dos primeras partes tenían un guión tan bien calculado como la computadora Skynet, y tan sólido como el endoesqueleto de los Terminators: todo encajaba a la perfección, los resortes dramáticos y la progresión de la historia era sencillamente perfecta. En la tercera parte, Jonathan Mostow hizo un trabajo medianamente digno, aunque por supuesto a años luz de sus dos películas predecesoras. Y ahora el macarra de McG, un director de videoclips que cada vez que ha dirigido una película la ha cagado estrepitosamente (ahí tenemos su -gracias a dios, escasa- filmografía como director: "Los angeles de Charlie", "Los angeles de Charlie 2" y "Equipo Marshall") se ha dedicado a desbarrar con una cuarta parte que va más allá de las peores expectativas: sencillamente, se ha dedicado a hacer un potaje de "Mad Max", "Terminator" y todo el batiburrillo de películas apocalípticas y post-apocalípticas para (re)crear una fase de la historia que ya sabíamos de oídas, o sea, la batalla por la supervivencia del hombre capitaneada por John Connor contra las computadoras, dirigidas por Skynet. Si quitamos esos elementos, al film lo único que le quedan son algunas secuencias de acción muy frenéticas (y dirigidas estilo Michael Bay, o sea, moviendo la cámara más de lo necesario, sin que pueda verse casi nada…) y una fotografía "sucia" (para pretender, supuestamente, mostrar lo mal que está la humanidad..). Vaya una porquería de película, señores. Me aburrí hasta la desesperación. Quizás lo único realmente divertido era ver el demencial guión (ojo, escrito por los guionistas de la tercera parte, que ahí estaban comedidos, pero se ve que los productores les dieron luz verde e hicieron el mismo estropicio que perpetraron en "Catwoman", también firmado por estos dos elementos…) que a cada secuencia metía algo del imaginario de la franquicia (o sea, el personaje de Reese, el T800 con la cara digital de Arnold Schwarzenegger y pamplinas varias, para que -supuestamente- todo "encajara"). Bueno, y si nos empezamos a poner serios y a "ficcionar" con las paradojas temporales -la auténtica baza de la historia…- es para troncharse: nada encaja, lo que podría haber sido, ya no encaja con lo que es, ni con lo que puede ser… vamos, para que Einstein se volviera tan loco como el Dr. Emmett Brow y su DeLorean. Lo que me ha dado más pena es ver a Christian Bale y a Bryce Dallas Howard, dos excelentes actores, intentar mantener el tipo con sus respectivos papeles, a pesar de la mierda (que me perdonen algunos lectores, pero es el mejor calificativo que se me ocurre) de guión que tienen entre manos. Pero lo peor, es que el McG este ya está preproduciendo la 5 parte de Terminator. Ay, Dios, que el Apocalipsis ya no es lo que era…

publicado por Federico Casado Reina el 6 junio, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.