Pelicula para pasar el rato y olvidar

★★☆☆☆ Mediocre

Enemigos Públicos

La vida de John Dillinger es de conocimiento público, al menos su leyenda. Y como mito el cine no ha sido ajeno a él, biopic sobre el personaje los hay para todos los gustos, siendo Dillinger, de John Milius, el más destacado.
En 1973 Millius nos retraba la obsesión de Melvin Purvis por cazar al enemigo público número uno de la década de los 30. Nos hacia un retrato, más o menos fiel, de la vida del atracador de bancos, con una ambientación fidedigna, y siguiendo la moda setentera se hacía uso de una violencia explicita, con secuencias que podría haber firmado el propio Arthur Penn.

En una década descontenta con la autoridad, con los derechos humanos subestimados y la guerra del Vietnam en todo su apogeo, Milius realizaba una película que se ponía de parte del delincuente, un Dillinger que no lamentaba lo que hacía, pero que procuraba que sus asaltos se salieran con el menor derramamiento de sangre. En los créditos finales de la película Milius colocaba la voz en off de Edgar J. Hoover reprochando a Hollywood lo que el propio Milius acababa de hacer con su película, mitificar la delincuencia.


Dedico tanto espacio a este film de 1973, porque no podemos hablar de Dillinger en el cine y no tener en cuenta este referente, y seguro que a Michael Mann tampoco le ha sido ajeno.


Mann se centra en la celebridad o mitificación del gángster, y coloca a su Dillinger real frente al Dillinger de fábula en una de las mejores escenas de la película que no vamos a revelar, mostrándonos la imagen qué la policía tiene de él, y en contrapunto la que la sociedad ha construido.


Poca cosa más puede ofrecer Enemigos públicos, la película es pura acción, tiroteos, huidas, persecuciones, disparos, y más disparos… y aunque parezca que estamos de broma, siguen los disparos.


Este Dillinger no va a pasar a la historia, y como película de acción vale para pasar el rato y después olvidar.

publicado por Isabel Sanz el 18 agosto, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.