Ideal para dejar al crio viendo una pelicula…

★★☆☆☆ Mediocre

La piedra mágica

Toe Thompson tiene once años y cada día es blanco de las bromas pesadas de otros niños del barrio Black Falls, barrio industrial donde todos sus habitantes trabajan para la empresa Black Box Industries. Un acontecimiento extraño ocasiona que una extraordinaria piedra caiga sobre el barrio, todo aquel que la coja se le concederá un deseo. La piedra ira pasando de mano en mano por todos los niños, cada uno de ellos pidiendo los deseos más extravagantes, de tal forma que el barrio se va convirtiendo en un autentico caos.

Robert Rodríguez sigue dando de las suyas, es decir malas películas. Debutó con El mariachi, un film de carácter amateur que lo llevo a Hollywood por capricho de Quentin Tarantino –en la época en la que sus opiniones valían oro, hoy día ya nadie se traga muchas de las tonterías que dice este tipo-, y ya desde su primera película en Hollywood, Rodríguez ha ido buscando la forma de ir llenado cada vez más sus bolsillos, traicionando aquel cine sincero, sencillo y fresco, para especializarse en el cine más comercial que se puede hacer en Hollywood. Y todavía hay quienes presentan a Rodríguez como una autor independiente y alternativo. Bueno autor tal vez, en Shorts firma como realizador, guión, fotógrafo y músico, a lo mejor por eso es tan mala la película.

En un principio la historia es atractiva, un montón de niños pidiendo deseos que se hacen realidad, no se sabe que puede estar pensando y desear un niño en un momento dado, y el caos que puede ocasionar se convierte en un buen punto de partida para la película. Pero Rodríguez cae en cine infantil más banal, de ese que ponemos a nuestros hijos de cuatro años para que nos dejen tranquilos mientras ven la película. A lo mejor hay por ahí algún chaval que le guste la película, pero lo que es seguro que pocos adultos, por no decir ninguno, será capaza de aguantar la hora y media que dura este film.

publicado por Isabel Sanz el 6 septiembre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.