Woody Allen vuelve a casa con una comedia ligera, sin mayores pretensiones, pero muy divertida

★★★☆☆ Buena

Si la cosa funciona

¿Por qué Woody Allen decidiría irse a grabar fuera de New York? Eso es lo que nos llevábamos preguntando desde hace un tiempo. Ha sido una etapa diferente en la filmografía de Allen, explorando territorios, podríamos decir, pero los seguidores del realizador neoyorquino lo son gracias a sus clásicos, en los que los rascacielos de la Gran Manzana son el escenario obligado.

Si algo podemos comprobar con Si la cosa funciona, su nueva película, es que Nueva York es el ambiente en el que mejor se desenvuelve. Y que la comedia es su género natural. Un humor a su estilo, por supuesto, con personajes estrambóticos, intercambios de frases ingeniosas y teorías filosóficas que bordean la paranoia.

Las relaciones de pareja vuelven a someterse a análisis bajo el irónico ojo clínico del neoyorquino. En este caso, Boris Yellnikoff (Larry David), un misántropo que acaba de intentar suicidarse y está convencido de ser un verdadero genio, cuenta a los espectadores su propia historia, que demuestra que el amor es una cuestión de "si la cosa funciona…" Una noche aparece en su vida una ingenua chica recién llegada a la ciudad que cambiará su vida.

Comedia ligera y sin mayores pretensiones que nos permite volver a ver el perfil de los rascacielos, la estatua de la libertad y Times Square en la gran pantalla desde la óptica particular de Allen. Con diálogos divertidos (buenísimo en el que sale a luz la teoría de que Dios es gay), es posible que no pase a la historia, y que no sea la mejor cinta del director de Manhattan. Pero cuánto me alegra que haya recuperado su vertiente neoyorquina y cómica.

Lo mejor: El regreso de Allen a Nueva York y la interpretación de Larry David
Lo peor: Demasiado ligera e insustancial.
publicado por Natalia Marcos el 26 septiembre, 2009

Enviar comentario

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.