A veces, el cine, encuentra la perfección, y este es uno de esos valiosos casos.

★★★★★ Excelente

Alien, el octavo pasajero

¿Cómo se debe hablar cuando se habla de una verdadera obra maestra? “Alien” es una película perfecta, donde el cine de entretenimiento se da la mano con el Arte, la experimentación y la elegancia de una sutil pulsión sexual y una mirada sobre lo extraño absolutamente original. Cierto es que los temas aquí tratados ya se pudieron ver en “Terror en el espacio”, coproducción italo-española de Mario Bava que pese a su atmósfera horripilantemente kitsch y su poca efectiva capacidad de soliviantar problemas de presupuesto, contenía un punto de partida muy inteligente; pero siendo la película de Bava una obra fallida, “Alien” es un intrincado mecanismo de relojería suizo (no por casualidad, nacionalidad de H.R. Giger, diseñador del monstruo) que funciona igual de bien, o incluso mejor, en las revisiones. Un reparto en estado de gracia se pone en manos de un Ridley Scott todavía esteticista y en su mejor momento tras “Los duelistas” que dan el mayor provecho a la asfixiante nave.

Sin embargo, lo que realmente brilla con la misma fuerza de un sol es el guión. Es dificil determinar quienes son, de los muchos nombres por los que pasó esta historia, las manos responsables del resultado final, donde la forma en la que poco a poco se nos facilita la información, el ritmo que va marcando, la transformación del extraterrestre y el desarrollo de personajes, que te hace ser uno más en esa nave llena de sorpresas y secretos. A veces, el cine, encuentra la perfección, y este es uno de esos valiosos casos.

Lo mejor: Todo el trabajo, mimo, dedicación y esfuerzo que transmiten sus imágenes y diálogos.
Lo peor: Que sus características la hayan llevado a no ser considerada como se merece.
publicado por Ignacio Portabela el 11 octubre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.