Violencia, drogas, mucho humor negro pero por sobre todo redención de sus personajes tiene esta gran obra de Tarantino. Vincent, Jules, Mia, Marsellus, Mr. Wolfe y Butch, son algunos entrañables personajes sumidos en los bajos mundos.

★★★★★ Excelente

Pulp fiction

Hay películas que te marcan por muchos años, no precisamente por lo cercana a tus vivencias, sino por su frescura y honestidad de mostrar un relato lleno de amor al cine y con referencias meticulosamente diseñadas y geniales diálogos que la aderezan sumados una narrativa visual única y con brillantes interpretaciones. Es el caso de Pulp Fiction,  la segunda cinta escrita y dirigida por Quentin Tarantino, que ganó la Palma de Oro en Cannes en 1994 y que no se llevó el Oscar solamente por que Forrest Gump estaba hecha para gustos conservadores de la academia, algo que no tenía esta transgresora cinta. Los capítulos que estructuran la cinta, los alias a sus personajes y lo poco que se sabe de sus personajes, son parte de las características con las cuales el realizador dota casi siempre sus films,  desde Reservoir Dogs con saltos temporales o los alias de mr. pink o mr.brown, o la Black Mamba de Kill Bill o los personajes de la ultima Malditos Bastardos. No traiciona sus principios. Se suman novedosos ángulos de cámara, la utilización de trajes oscuros como los de “Reservoir Dogs” que son detalles que se dejan sentir en esta contundente realización que sigue apareciendo en todos los ranking como una gran película de los años noventa. Tres capítulos más un  prologo con relatos al parecer inconexos son los que componen esta trasgresora cinta. * Vincent vega y la esposa de Marcellus Wallace: Entre del primer capitulo al un prologo de los dos malhechores de poca monta y amantes que deciden asaltar el restaurant donde beben café. De ahí en adelante la cinta. Primero Jules y Vincet tiene que saldar cuenta con unos universitarios que se quisieron pasar de listos con sus jefe y le robaron un maletín con un valiosos contenido. Obviamente lo arreglan a tiros. Posteriormente, Vincent tiene que llevar a cenar a Mia  (Umma Thurman), la esposa del jefe. Antes de su reunión que lo tiene nervioso, debido a la responsabilidad que ello implica,  compra algunos gramos de heroína. Una vez con ella cena, tienen el famoso baile de Twist y cuando la va a dejar a su casa queda el desastre cuando la chica pensando que es coca la introduce la heroína en  su nariz y queda con riego vital. Vincent acude a la casa de su proveedor de separado y le inyectan adrenalina. Un capitulo lleno de ingeniosos diálogos, el inolvidable baile de travolta y Thurman, finalmente el frenesís por revivir a la esposa del jefe, notable. El reloj de oro: El reloj es lo que más cuida Butch que es  boxeador, fue un obsequio de su padre y tiene una historia bastante particular. Butch debía perder una pela arreglada por mafioso Marcellus Wallace, pero en el quinto asalto, como era lo pactado decide noquear y dar muerte a su oponente y recibir una jugosa suma de dinero. Después de su huida se encontrara con su amante en un  motel pero el reloj queda en su casa lo que lo hace volver a sabiendas que podría encontrarse con la mafia que lo persigue por no cumplir con lo pactado. Un gran Bruce Willis que como dice sus personajes es el capitulo mas extraño de su vida y uno que soprende en cada segundo a pesar de algunos tramos lentos.  La situación con Bonnie: Este capitulo es uno de los más relevadores. Se remite a parte del primer capitulo, los que no se vio cuando  Vincent y Jules matan a Roger y a Brett, los universitarios que estafaron a sus jefe. De repente aparece un cuarto hombre del baño que les dispara toda la carga del revolver sin llegar a darles. Obviamente lo matan pero el hecho fortuito para Jules es un milagro de dios y piensa en retirarse del mundo del hampa a penas termine este trabajo. Cuando salen del edificio con Marvin, amigo de Jules, suben al coche en donde Vincent accidentalmente le dispara accidentalmente en la cabeza a Marvin, por lo que tienen que esconder el auto y el cuerpo en la casa de un amigo de la zona Jimmie (Tarantino) y con la ayuda de Winston "The Wolf" Wolfe(harvey Keitel). Posteriormente cuando se dirigen a su cometido y haber rescatado el misterioso maletín se encuentran bebiendo café en el mismo restaurant que los bribones de poca monta, ahí las revelaciones del film, final explosivo con el objeto de lograr redención de sus personajes.   Quizás la única falla de la cinta y que la repare la segunda vez que la ví, son los orificios en la pared cuando les descargan un revolver completo, dichas marcas ya estaban antes que les dispararan, error o simplemente la dejo dando vueltas para que detallistas la descubrieran simplemente. Estos sicarios conversadores Jules y Vinvent permanecen en la memoria. Los temas de fondo como el honor y la redención entre ellos en un mundo donde rara vez ellos ocurre. La inexistencia de una banda sonora formal hace que las actuaciones sobresalgan en el encuadre. Eso si se nutre de grandes temas para acompañar algunas de los más memorables y escenas del film. Comedia negra con corazón, ingeniosa, brutal y astutamente narrada la hacen en una imprescindible y gustadora de todos los tiempos.
publicado por David Lizana el 28 noviembre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.