muchocine opiniones de cinedesde 2005

Up in the air

Afortunadamente, una vez cada cierto tiempo, uno va al cine y se encuentra con algo como "Up in the Air", un filme exquisito en su sencillez, capaz de hacer reír y conmover a partes iguales, con una historia solida y creíble, tierna y cuidada, cargada de esa magia indescriptible que justifica la afición por el séptimo arte. "Up in the Air" es lo que comumente llamaríamos "un peliculón".

Me quito el sombrero ante Jason Reitman, director de 32 años responsable de la genial "Juno" (2006) por la que fue nominado al Óscar, que en esta ocasión tomó las riendas del proyecto desde su guión, todo un acierto en vista del resultado.

"Up in the Air" es un relato sobre soledad e independencia, sobre amor y decepción, sobre la cruda y hermosa realidad de las relaciones personales y el miedo al compromiso, sobre la realización individual y las falsas expectativas, todo a través de los ojos del empleado de una compañía que se dedica a hacer el trabajo sucio de las empresas que externalizan la tarea de despedir a su plantilla. Ese tipo es George Clooney, posiblemente el Clooney más empático de su carrera, que humaniza el personaje de triunfador seguro de sí mismo que tanto rédito le ha dado hasta la fecha.

El título de la producción habla de la vida en el aire de su protagonista que de tanto volar de un lado para otro por motivos profesionales -lo que le lleva a acumular millones de millas- acaba sintiéndose en casa cuando se sube a un avión, lejos de ataduras y completamente despegado de vínculos emocionales, aparentemente feliz hasta que encuentra la horma de su zapato.

Clooney está bien, al igual que Vera Farmiga, su alma mater en el filme, aunque personalmente me quedo con Anna Kendrick, quien a sus 24 años y tras dos "Twilight" a sus espaldas sobresale en comicidad ingénua. La escena en la que rompe a llorar desconsolada montando un numerito a Clooney a la entrada de un hotel es garantía de carcajada.

"Up in the Air" es una obra actoral sin trascendentes efectos especiales, un producto que a buen seguro tendrá su sitio en los Óscar. Mucho tdeberán sorprender "Nine", "Invictus", "Avatar" o "The Lovely Bones" para imponerse a la cinta de Reitman en la carrera por la estatuilla.

Lo mejor: Jason Reitman, guión y dirección. Anna Kendrick.
Lo peor: Que haya tan pocas películas como ésta.
publicado por El Plumilla el 2 diciembre, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre