muchocine opiniones de cinedesde 2005

Buena visión del infierno, al estilo Clive Barker

★★★☆☆ Buena

Necromentia

Interesante propuesta de cine indie realizada por Pearry Reginald Teo, quien nos introduce en una de esas historias que saltan, una y otra vez, de nuestro mundo a un mundo infernal dominado por demonios. Tal como ocurriera en La sentencia del diablo, Necromentia es fiel reflejo de las influencias que ejerce Clive Barker sobre este género en especial ya que, una vez más, veremos unos demonios cortados con las mismas tijeras que los cenobitas de Hellraiser.

Uno de los grandes aciertos de Nekromentia es su propuesta del infierno. Aquí, los condenados están destinados a vagar por un oscuro pasillo sin inicio y sin fin. Pasillo alimentado por las almas de otros, anteriormente condenados, y convertidos en demonios. Además, Pearry tiene para bien alejarse bastante de los efectos digitales a la hora de concebir a sus demonios, lo cual es un plus de realismo.

La película cuenta con tres historias que acaban cruzándose en un momento temporal. La opción elegida por el director de contar las historias de forma sucesiva en vez de llevar cierta alternancia entre una y otra hace que se complique al espectador su visionado. A mitad de película es muy probable que muchos os hayáis perdido y todo el interés que consigue crearnos en un principio se esfume poco a poco. Pero vamos a intentar sentar una base para aquellos que no la hayan visto puedan digerirla sin problemas.

Por un lado tenemos a Hegen. Un hombre que ha perdido a su amada y cuyo dolor no ha conseguido superar. Debido a ello la mantiene embalsamada, le habla, la acicala y se dedica a realizar actos necrofilicos. Hegen será raptado por Travis.Travis es un joven al que se le han muerto los padres, dejándole con su hermano Tomas, minusválido y con tendencias suicidas. Travis acabará teniendo una estrecha relación con Morbius, un demonio que vaga por los pasillos del infierno, marido de Elisabeth, amante difunta de Hegen.La relación de los tres llega cuando Morbius promete devolver al mundo de los vivos a Tomas, pero para ello, Travis, deberá hacer un extraño rito sobre la espalda de Hegen para, así, dejárselo en bandeja a Morbius.
La película no es excesivamente larga pero, la forma de contarla y el poco ritmo con el que se van desarrollando la hacen un poco aburrida, aunque es importante aguantar porque el final es bastante bueno.

Las interpretaciones no son nada del otro mundo, pero bastante aceptables para tratarse de una película independiente. Personalmente me gustó mucho, en el poco tiempo que sale, la actuación de Tomas cuando comienza a tener visiones y auto convencerse de que tiene que suicidarse. A muchos les recordará a la señora Goldfard, de Requiem por un sueño, en los momentos que comienza a ver la televisión y a alucinar.

Tal vez por el título uno espera gran cantidad de contenido gore, pero la película solo muestra un par de escenas a destacar. Tenemos una tortura sado-masoquista bastante bestia, la necrofilia es más bien insinuada ya que no se recrean en ella y, la sangre en si, se limita a unos pocos planos de casquería.

Lo realmente terrorífico en la cinta es su fotografía oscura y sucia, muy sucia, amén de los geniales monstruos que pone en liza. Solo eso es suficiente para que, todo seguidor de este tipo de cintas, le eche un visionado. Para el resto no dejará de ser una película rebuscada y aburrida o, si la acaban entendiendo, entretenida.
Lo mejor: El concepto de infierno y los demonios que lo habitan.
Lo peor: Un desarrollo dificial de seguir.
publicado por Hugo Delgado el 14 diciembre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.