A nivel global, Ninja Assassin funciona como sencilla cinta de acción, se consume fácilmente y entretiene de lo lindo.

★★★☆☆ Buena

Ninja assassin

Entrar en el juego de una película como Ninja Assassin es bastante sencillo, ya que sólo hemos de sentarnos en nuestra butaca y disfrutar como enanos de un producto simplón, ágil y dinámico sin mucha más chicha que las peleas y la sangre a chorros.

Eso es Ninja Assassin, nada más que una cinta de acción que nos cuenta la historia de un asesino llamado Raizo, un ninja letal entrenado por el Clan Ozunu. Nos encontramos en Berlin, donde una agente de la Europol, Mika Coretti (Naomie Harris) ha dado con una pista que demuestra que varios de los asesinatos políticos cometidos durante los últimos años tienen vinculación con ciertos clanes de asesinos del Lejano Oriente. Desobedeciendo a su superior, Ryan Maslow (Ben Miles), Mika profundiza en su investigación, haciendo una serie de sorprendentes descubrimientos que la convierten en blanco del Clan Ozunu y sus asesinos, liderados por el letal Takeshi (Rick Yune). Es a partir de aquí cuando Mika conocerá a Raizo…

La trama en sí es aceptable, pese a que suena convencional a más no poder, pero se diluye totalmente ante la enorme cantidad de secuencias de acción. Es decir, que llega un punto en el que en la película sólo cuenta la acción por la acción, quedando toda la parte referente a la investigación policial completamente descafeinada, desaprovechada y confusa. Simplemente se debe a un guión sin pulir en el que debería haberse trabajado más esa parte, desconozco si por pura desidia o simplemente por mera incompetencia narrativa y descriptiva. Así que, gracias a este pecadillo, se quedan en el tintero demasiadas ideas por explotar y otras tantas son difíciles de entender.

Por contra, y a pesar de que el film pierde puntos a lo bestia por estos citados defectos en su guión, la coreografía de las secuencias de acción es impecable, por lo que somos testigos de una factura técnica impecable. Por si esto fuera poco, además de disfrutar de unos efectos sonoros contundentes, podemos carcajearnos ante la brutalidad de las peleas, en las que cercenan, cortan cabezas, amputan miembros… y todo sazonado con litros de sangre que sólo tienen una pega, y es que están hechos por ordenador. Pero bueno, la película es tan sangrienta que se convierte en una de las más brutales estrenadas este año en cines.

A nivel global, Ninja Assassin funciona como sencilla cinta de acción, se consume fácilmente y entretiene de lo lindo. Eso sí, el espectador debe ir avisado y ser consciente de lo que va a ver, y no debe esperar un producto con cierta profundidad, ya que de lo contrario saldrá profundamente decepcionado.

No obstante, a pesar de sus evidentes carencias, se esperaba mucho más de su director, James McTeigue, tras la sobresaliente V de Vendetta.

Un 6,5 (3 estrellas para poder recomendarla).
Lo mejor: Las secuencias de acción y la sangre.
Lo peor: Falla en el guión, dejando en el tintero muchas ideas que merecían mayor profundización.
publicado por Pablo Rodríguez el 30 diciembre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.