muchocine opiniones de cinedesde 2005

Colinas Sangrientas no pasará a la historia del cine de terror como film clave, pero si hay que reconocerle cierto mérito en intentar ser un aporte de calidad en un subgénero, el slasher, tan maltratado. Dave Parker lo consigue con inteligencia.

★★★☆☆ Buena

The hills run red

Siempre ha habido un buen número de películas de terror que son estrenadas directamente al mercado del DVD sin disfrutar de la oportunidad de ser vistas en la gran pantalla. Cualquiera que sea el motivo de esa "discriminación", se suelen considerar películas menores a las que se les atribuye menos calidad o menos capacidad de movilizar al público que las que sí son estrenadas en el cine…Pues bien, nada más lejos de la realidad, y el recién terminado año 2009 es un buen ejemplo de ello con algunas películas editadas en DVD que son mejores, más originales y más entretenidas (hablo siempre del cine de terror…) que algunas de las que hemos sufrido a lo grande en los cines de todo el mundo. Esperemos que los señores que toman estas difíciles decisiones estén más acertados a lo largo de este 2010.

 

Una de esas películas directas a DVD es Colinas Sangrientas (The Hills Run Red), de Dave Parker, quien le ha sabido imprimir una pátina de slasher añejo, cosecha de los ´80 que, aderezado con alguna que otra pequeña novedad dentro del subgénero, la convierte en un film recomendable para aquellos que disfrutan con las andanzas del psychokiller de turno, máscara incluida, que va masacrando adolescentes sin ton ni son. Pero esta vez no son los típicos jovenzuelos que no saben ni donde tienen la mano derecha, sino que el grupo de jóvenes protagonistas tienen algo más de jugo y de sustancia, ya que se muestran previsores y para nada descerebrados.

 

El argumento de Colinas Sangrientas es el siguiente: Tyler es un joven estudiante de cine que emprende una singular búsqueda junto a su novia y un amigo común. Lo que Tyler  pretende encontrar es una cinta maldita, una película antigua, exhibida una única vez debido a su extrema violencia, titulada precisamente "The Hills Run Red", obra del mítico director de terror, Wilson Wyler Concannon (interpretado por un creible William Sadler). Cámara en mano y con la intención de grabar un documental sobre la icónica película, Tyler tendrá que recurrir a la hija del propio Concannon, que aparecía en la película, como única pista a la que agarrarse en su búsqueda.

 

Aunque el argumento puede aparentar no ser nada del otro mundo (y no lo es, está claro…), esa idea del metacine, del cine dentro del cine, le aporta algo de frescura al manido subgénero slasher. Debido a esta línea argumental, la película de Dave Parker puede recordar vagamente a ese episodio de Masters of Horror dirigido por John Carpenter titulado El Fin del Mundo en 35 mm, donde un cinéfilo es contratado por un excéntrico millonario con el fin de encontrar una polémica película, "Le Fin Absolute De Mond", proyectada una única vez debido a las horribles consecuencias de su estreno.

 

Además, la inclusión de un psychokiller más que decente supone un plus de interés para el film. Aunque pueda parecer un refrito de otros asesinos enmascarados vistos anteriormente en el cine, Babyface (así se llama el hombretón que se va a dedicar a cargarse a todo lo que se mueva en esta película) cuenta con un mínimo de originalidad, plasmada en sus orígenes (en un gran inicio de película, violento y escabroso…) y, por qué no mencionarlo, en su brutal apariencia, con una máscara que realmente asusta, estremece y perturba a la vez.

Está claro que Colinas Sangrientas no va a pasar a la historia del cine de terror como una obra de arte del género, o como film clave por su originalidad y sus aportes revolucionarios, pero si hay que reconocerle cierto mérito en intentar ser un aporte de calidad en un subgénero, el slasher, tan maltratado por la crítica y que empezaba a verse metido de lleno en una espiral repetitiva de sangre, chicas tontas y asesinos torpes. Al menos, Dave Parker intentar crear algo diferente y con cierto toque de inteligencia. Quizás no este todo perdido…

Lo mejor: El psychokiller de turno (Babyface) y un guión que supone un ligerito soplo de aire fresco entre tanto slasher para descerebrados.
Lo peor: No es la panacea, pero si inicia el camino a seguir.
publicado por Diego Oliver el 2 enero, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.