muchocine opiniones de cinedesde 2005

Las mujeres vienen pisando fuerte

★★★☆☆ Buena

Bitch slap

Para poder disfrutar de Bitch Slap hay que tener presentes que es lo que vamos a visualizar, solo así podemos evitar el chasco que muchos se están llevando al presenciar este show pseudo erótico y pseudo violento. Nos encontramos ante una nueva película que pretende, como ya hiciera Death proof por ejemplo, simular los aspectos, tanto técnicos como argumentales, de las ya viejunas series B de los años 70 y 80. El resultado es más que aceptable siendo una película que nos transmite nostalgia y entretenimiento, debido a que juega todas sus cartas de forma espectacular.

Lo primero que debemos resaltar, como es evidente, son las actuaciones de sus tres protagonistas. Aunque en este apartado me gustaría matizar que, aunque normalmente es un aspecto fundamental de una película, no lo es así en este film ya que las hermosas y exhuberantes Julia Voth, Erin Cummings y America Olivo solo se dedican a lucir palmito en sensuales peleas, juegos con cubos de agua o incluso en alguna escena cuasi de sexo. Por lo tanto estaríamos ante dos evaluciones, una el aspecto ‘intérprete’ estrictamente hablando en el que las chicas no sobresalen (ni falta que les hace tratándose de una serie B homenaje a la serie B, valga la redundancia), y otra en lo que ha sensualidad se refiere, donde simplemente están impresionantes y conseguirán hacer las delicias de los más exigentes.

Enlazando con el párrafo anterior esta claro que las chicas nos recordaran a las sexplotation con las que Russ Mayer se desmarcó durante algún tiempo, aunque sin llegar a la explicitud que el citado daba a sus obras. Como tal, tenemos la historia de lo que podemos llamar tres ‘femme fatal’, con tres caminos individuales que se cruzan en un determinado momento debido a un ‘tesoro’ enterrado en medio del desierto. El gran problema de la película es la forma de narrar los acontecimientos, ya que iremos desde el final hacia atras, en una constante regresión al pasado donde nos informaran del origen de cada una y el porqué de la situación actual. Esta formula, lejos de conseguir atraer nuestra atención o de sorprendernos lo que hace es que la mayor del tiempo estemos viendo una película insulsa y sin sentido, solo los cuerpos de las chicas (que no es poco) nos hará seguir viendo la cinta. La película tiene un buen ritmo aunque, por lo comentado anteriormente, podremos sentirnos un poco aburridos en determinados momentos.

A un servidor, a contracorriente de lo que muchos opinan en diferentes sitios, me encantó el mundo psicotrónico en el que nos sumerge cada regresión, en una superposición de planos, mediante el uso del croma, digno de las mejores series B. Por ello comentaba al principio que hay que saber a que nos enfrentamos ya que esto puede ser un punto en contra para un espectador medio o un punto a favor desde la perspectiva de un espectador fan de las ‘psicotronic movies’.

Algo que si se echa en falta tras el fin de la obra es una mayor grado de explicitud. Por parte del lado ‘gore’ veremos un par de secuencias muy buenas pero, aunque tal vez no es lo que requería la película, debieron hacer incapié en este aspecto de crudeza visual a fin de crear contraste con los numerosos puntos eróticos. Y he ahí el segundo requerimiento de explicitud, pues si bien es verdad que las chicas sacan todo su potencial a relucir (juegos de camisetas mojadas, escenas lésbicas, peleas sensuales, etc.) no es menos cierto que el espectador se queda con la miel en los labios en muchas ocasiones. No podemos engañarnos, se trataba de una película realizada, ante todo para hombres, y el 90% de ellos se sentirá frustrado en este aspecto.

En términos generales me he sentido muy a gusto viendo una película que es todo diversión, más que nada porque no debemos tomarla muy en serio, es lo que es ni podemos exigirle más de lo que nos da. Las mujeres vienen pisando fuerte y, con esas armas de mujer que hemos comentado, al que menos le habrá picado el gusanillo. Por todo lo dicho creo que se puede recomendar sin miedo alguno, eso si, solo a los seguidores de ese ‘otro’ cine lleno de caspa, malos efectos e historias sencillas.

Lo mejor: Muy parecida a sus antepasados de los 70 y 80.
Lo peor: La forma escogida para desarrollarla.
publicado por Hugo Delgado el 3 enero, 2010

Enviar comentario