Su calidad visual extraordinaria no se correlaciona con una historia ramplona necesitada de buenas dosis de humor e inteligencia.

★★☆☆☆ Mediocre

Planet 51

Pyro Studios tiró la casa por la ventana y con un proyecto de 60 millones de presupuesto quisieron demostrar que no tienen nada que envidiar de las grandes producciones hollywoodienses de animación. En el municipio madrileño de Pozuelo se gestó un ambicioso proyecto que ha terminado con un resultado técnico excelente, desgraciadamente no ha sido así con el contenido.

Esperaba más de la historia, más que nada por los credenciales del guionista, Joe Stillman (coguionista de la genial Shrek), al que a falta de ideas originales parece que decidió copiar de una retahíla de películas de ciencia ficción, en la película encontramos guiños explícitos a Terminator, Alien, Star Wars, Wall-E y ET. De hecho, el argumento es una copia a esta última película de Spielberg, la única novedad es que el extraterrestre es un humano. Este astronauta de la NASA viaja a un planeta poblado de seres de piel verdosa con unos estilos de vida y lengua idénticos a los de su país, después de un viaje por medio universo me resultaría desalentador saber que hubiera sido más interesante irme de safari por el continente africano.

El astronauta Charles Baker tendrá que regresar a la nave espacial que le llevará de regreso a su planeta, para ello contará con la ayuda del joven extraterrestre Lem y sus compinches. Entre todos deberán evadir al ejército extraterrestre que intentará, por todos los medios, atrapar al alienígena humano para su estudio. La falta de escenas cómicas supone una tara inaceptable para este tipo de películas, los personajes no pueden resultar simpáticos –creo que ni para el público infantil– porque les falta alma, carecen de curiosidad, sus movimientos son predecibles y la trama es demasiado pobre para conseguir atraparnos durante noventa minutos.

Planet 51 supone una revolución técnica en la animación española, su nivel de calidad compite con cualquier película del género norteamericano, resulta reconfortante saber que existen los medios para hacer grandes películas; ahora falta perfilar esta puesta a punto con historias que contengan interés. En este sentido, Planet 51 ha resultado ser un completo fracaso, la historia que se nos muestra ya nos la han contado, y lo que es peor, nos la contaron mejor.
Lo mejor: La calidad técnica.
Lo peor: Un guión insignificante.
publicado por Miguel de Diego el 11 enero, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.