muchocine opiniones de cinedesde 2005

Este pastiche, con sabor a sacarina, consigue que uno salga del cine con un dolor de muelas, y con los dientes tan sumamente picados como si se hubiera comido una tonelada (a cucharadas) del más pesado y refinado azúcar.

★★☆☆☆ Mediocre

Historias de san valentín

Teníamos pensado haber acudido al cine a verla el día 14, que era el día que correspondía, pero el frío reinante ese día y la pereza hizo que tan romántica fecha optáramos por una comida romántica (no piensen mal) y quedarnos en casa retozando (digo lo mismo que antes). Y es que, una vez más, estamos ante una edulcorada y casi diabética comedia romántica, donde, los hombres acudimos siempre como acompañantes consortes, y tenemos que aguantar las 2 horas de duración de este, una vez más, bochornoso espectáculo cinematográfico. Poco puede sorprender a alguien que se haya trillado un poco el cine, puesto que, una vez más, al estilo de “Manuale de Amore” o “Love Actually” tenemos otra cinta de historias que se entrecruzan entre si. Al estilo de todas las de Garry Marshall (este hombre no evoluciona ni aunque lo maten), parece un “especial” de una serie o algo por el estilo, donde tienen que aparecer muchas estrellas,  me parecido demasiado simplona (muy previsible de principio a fin), y solo me gustaron las chicas, Jessica Biel, Jessica Alba, Jennifer Garner (aunque tiene unas piernas horrorosas y coincido en los que me dijeron que el doblaje le hace flaco favor a su voz…), y sobre todo (suspiro) Anne Hathaway, que me encanta, que como he puesto en mi facebook es el prototipo de chica que me gusta, morena, blanquita de piel, labios carnosos, culona… ¡Joder, lo tiene todo! Cada vez que aparecía en pantalla se me caía la baba.. Que mal esta envejeciendo Julia Roberts, por Dios!!  La que fuera novia de América, ahora se pasea por pantalla, con más pena que gloria, e incluso se permite un chiste final hacia “Pretty Woman” que hay que saber leer entre lineas, por cierto otro que ha envejecido tremendamente mal es el actor y uno de los actores fetiches de Garry Marshal, Hector Elizondo que, aunque en la película hace un excelente trabajo junto a la veterana Shirley Mclaine, se nota que, no solo pesan los kilos, sino también los años. En fin, este pastiche, con sabor a sacarina, consigue que uno salga del cine con un dolor de muelas, y con los dientes tan sumamente picados como si se hubiera comido una tonelada (a cucharadas) del más pesado y refinado azúcar. No apta para diabéticos (advertidos quedan).
Lo mejor: Anne (suspiro) Hathaway
Lo peor: Intentan que todas las historias se encadenen entre si, algunas veces sin pies ni cabeza, resulta TANNNN dulzona que llega a empalagar, y algunos momentos se hacen completamente estúpidos
publicado por Rafa Ferrer el 19 febrero, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.