“”La Cuarta Fase”” es sin lugar a dudas una gran película de suspenso y terror si el espectador se deja llevar por una historia muy bien narrada y sumamente inquietante en muchos de sus tramos. Altamente recomendable.

★★★★☆ Muy Buena

La cuarta fase

“La Cuarta Fase” es una cinta de Terror sobrenatural que se vende a si misma como un filme de ficción en el cual se entremezclan imágenes cinematográficas y actuaciones con supuesto material de archivo (más de 60 horas de video, según se explica en el comienzo de la cinta) para recrear un impactante caso que tuvo lugar en Nome, Alaska, en el año 2000, en dónde la Dra. Abbey Tyler se desempeñaba como psicóloga. Tras la misteriosa muerte de su marido, la doctora Tyler (interpretada de excelente manera aquí por la actriz Milla Jovovich) comienza a descubrir extraños comportamientos en algunos de sus pacientes, quienes sufren inexplicables trastornos del sueño. Dichos trastornos podrían estar o no relacionados con lo que ella supone que es un “contacto del cuarto tipo”, el cual se describe como el más terrible y sufrido encuentro que un ser humano puede tener con fuerzas extraterrestes.

Toda esta introducción que fielmente he descripto en el párrafo anterior tiene que ver con algo sumamente importante que todo espectador tendría que saber antes de disfrutar, o no, del visionado de este muy buen thriller que en definitiva es “La Cuarta Fase”. Este filme puede tomarse de dos maneras bien distintas y contrastantes entre sí. La primera sería creerse absolutamente todo lo que el filme vende como verdadero material de archivo (sugiero investigar en internet un poco sobre ello), y la segunda sería dejarse llevar lisa y llanamente por una historia muy tensionante, impecablemente narrada y muy bien armada en su estructura general.

Si el espectador dejara, en todo caso, dejarse llevar por el segundo ejemplo, puedo asegurar casi por completo, que disfrutará del visionado una película de ficción muy bien realizada, actuada y por sobre todas las cosas, narrada.

Olatunde Osunsanmi fue el guionista y director de este filme que quizás tome prestado el estilo fílmico y narrativo de cintas como “The Blair Witch Proyect” o “Parnormal Activity”, pero con una gran diferencia respecto a ellas. Osunsanmi no se conforma con robar (por decirlo de alguna manera) con un hecho que se vende como real, sino que le da a la cinta todo un entramado de suspenso y tensión que se palpa de una manera muy real en pantalla. Quizás pueda lograrlo debido a que la trama resulta muy interesante ya por su temática (es lo que personalmente me ha pasado), o porque esa misma temática se encuentra plasmada de una manera más que correcta en un guión que no tiene demasiadas fisuras, o porque quizás ese mismo guión sirvió de lucimiento para una actuación bárbara (a mi modo de ver) de una dúctil actriz como Milla Jovovich.

Aquí no hay finales Hollywoodenses que reprochar, ni signos de alegría destilando por la pantalla grande, ni nada que pueda perturbar una película hecha con seriedad sobre relatos de contactos con extraterrestes que hasta el día de hoy sigue siendo tema de debate en todo el mundo.

El trabajo de Osunsanmi detrás de cámara ha sido realmente bueno. Decidió mostrar (y acertó de lleno en esto) lo que debía en unos primerísimos e inquietantes primeros planos y dejó más a la imaginación del espectador diversas escenas que corresponden a lo más controversial de la trama del filme, lo cual sin lugar a dudas es un punto a favor para el suspenso y la tensión que la cinta genera a lo largo del metraje.

Dentro de un elenco sumamente correcto en líneas generales (no quiero dejar pasar la más que correcta labor de un gran actor como Elías Koteas), quien sobresale aquí es su protagonista principal Milla Jovovich. Sin dudas tiene el principal papel del filme, pero la ductilidad con que la que lo desempeña resultó ser una sorpresa sumamente agradable. Sus gesticulaciones transmiten tensión en todo momento, dramatismo y una fuerte convicción en sus creencias, por lo cual el espectador que se compenetre de lleno en la trama disfrutará sin lugar a dudas de una muy buena actuación de una chica que ya demostró en el filme “.45” que el género dramático le sienta bien, y que puede desempeñarse de manera más que correcta dentro del mismo.

En definitiva, “La Cuarta Fase” es un entretenimiento garantizado para el espectador que disfrute de este tipo de propuestas. Muy bien rodada y con escenas sumamente tensionantes en dónde nunca se recurre a mostrar litros y litros de sangre, este filme es una propuesta muy interesante que personalmente recomendaría no dejar pasar.

Lo mejor: Lo bien narrado que se encuentra su guión, su espectacular montaje y la excelente actuación de Milla Jovovich.
Lo peor: Que quizás se venda como algo que en definitiva no es.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 3 abril, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.