Sabiendo el final de la trama, la película decae a medida que avanza, algo que no ocurre con las obras realmente buenas. El resultado es un film menor de los de la filmografía de su director.

★★☆☆☆ Mediocre

Sospecha


Alfred Hitchcock vuelve a rodar un largometraje con la actriz Joan Fontaine después del éxito de Rebecca (1940) y esta vez se basa en la novela "Before the Fact" de Francis Iles, pero con un cambio fundamental. En la película una mujer sospecha que su marido puede ser un asesino y piensa que le quiere matar, mientras que en la novela ella se da cuenta de que su marido es un asesino y se deja matar por amor.
Es en el famoso libro-entrevista de Francois Truffaut dónde Hitchcock cuenta que tuvo muchos problemas con la RKO en hacer el film que pretendía y que el desarrollo del guión y su final, no quedaron como le hubiera gustado. Parte de importancia lo tuvo que el papel del marido lo interpretase Cary Grant aunque ha quedado como curiosidad el comprobar si funciona en pantalla el que el espectador vea a esta estrella como un posible asesino.
El resultado es un film menor de los de la filmografía de su director. Joan Fontaine me gusta mucho pero a Cary Grant, casi siempre excelente, lo veo algo sobreactuado. Encuentro demasiados puntos de apoyo para que la intriga sobre si éste es un asesino avance, sobre todo en cuanto al personaje de la escritora de novela negra y su hermano forense, por lo que voy perdiendo el interés sobre la historia.
Sabiendo el final de la trama (es la segunda vez que la veo), la película decae a medida que avanza, algo que no ocurre con las obras realmente buenas. No suele importar saber como acaban y siempre se ven con ganas y aquí ésto no ocurre salvo contadas escenas. Por ejemplo, destaco el bonito detalle visual del vaso de leche (iluminado con una bombilla en su interior) que el marido lleva a su mujer y con en el que se supone que la va a envenenar. Un alarde técnico de su genial director.
publicado por Xalons el 6 abril, 2010
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.