muchocine opiniones de cinedesde 2005

Original, brutal e inclasificable. Muchas veces se habla de tal o cual película empleando tales adjetivos, y al final no era para tanto. The Human Centipede lo es, y también una obra de culto desde que Tom Six tuvo los cojones de dirigirla.

★★★★☆ Muy Buena

El ciempies humano

Hay películas que, aunque te pareciesen una obra maestra, no puedes recomendar a nadie. Al menos, no a cualquiera. En la historia del cine ha habido muchas películas de esas de “la amas o la odias”, pero hay casos concretos en los que dicha cita tiene un transfondo realmente radical. Es decir, si estrenasen The Human Centipede en cualquier multicine de centro comercial, el aforo no tardaría en reducirse hasta el mínimo. A fin de cuentas, ese mínimo es el publico al que va dirigida. Su estreno limitado en Estados Unidos, así como su paso por diferentes festivales especializados, ha convertido esta singular obra de arte y ensayo en un objeto de culto para ese sector de espectadores aficionado a las emociones fuertes. Con razón. Y es que, sin necesidad convertirse en un producto gore (las escenas explicitas son bastante pocas, y siempre necesarias), el macabro juego psicológico que ofrece al espectador le reta a pasar de ella a los treinta minutos, o verla hasta el final y, posiblemente, quedar fascinado. La idea de The Human Centipede es realmente original. Al principio todo indica que asistimos a otro típico producto del llamado horror porn o torture porn. Dos amigas americanas, de viaje por Europa, se pierden en un bosque en plena noche al quedar su coche averiado. Llegan a una casa alejada de la civilización, en la que vive un tipo que, sin necesidad de hacer demasiados análisis, no tiene pinta de estar cuerdo. Ante su desesperada situación, acceden a entrar a su casa para llamar por teléfono a emergencias. Como es de esperar, las dos amigas son drogadas y amarradas a unas camillas de hospital, y por allá se encuentran, también secuestrados, dos tipos más. Ahora es cuando comienza a distanciarse de lo que ya hemos visto. El hombre que reside en esa casa es un experimentado cirujano ya retirado, y su especializad era separar bebes siameses. El plan que tiene para las incautas visitantes y sus compañeros es crear, como reza el titulo, un ciempiés humano.

El director del invento, Tom Six, del que poco se conocía hasta ahora, orquesta una sinfonía de horrores que no deja lugar a la complacencia con el espectador. Su puesta en escena es notable. El guión, firmado por el propio Six, aprovecha un logrado in crescendo que no llega a saturar gratuitamente, sino que, a partir de momentos más pausados y otros llenos de suspense, no te deja salir de allí hasta ver que narices piensan hacer con la siguiente escena. A menos que hayas decidido abandonar el visionado previamente, claro. Las buenas interpretaciones, en general, logran que lo surrealista siempre se sienta realista, pero la mención especial va para Dieter Laser, un actor de carácter alemán de amplia carrera en su país que borda su cirujano psicópata. De echo, recuerdo pocos mad doctors tan espeluznantes y bien interpretados como el de Laser. Podría hablar de algunos detalles del (magnifico) clímax final, pero lo mejor es mejor ver como se desarrolla la trama estando lo más virgen posible. The Human Centipede fue desde el principio un proyecto a completar en dos partes, por lo que The Human Centipede (Full Sequence) ya está anunciada para el año que viene. Si como suele pasar en estas películas, la secuela eleva el nivel de crudeza y mal rollo (sea cual sea la calidad del conjunto) habrá que esperar emociones muy fuertes.

publicado por Carlos Cubo el 10 junio, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.