muchocine opiniones de cinedesde 2005

Obviamente, y no se esperaba otra cosa, es inferior a la magnifica primera entrega. Ahora bien, como exploit sucio y más sangriento de aquella, funciona.

★★★☆☆ Buena

The Descent 2

Neil Marshall, que dio motivos de seguimiento con la divertida y muy cafre Dog Soldiers (2003), sorprendió a propios y extraños con su siguiente trabajo, The Descent (2005). Juntando varios personajes femeninos y situándolos en unas oscuras cavernas consiguió un notable ejercicio de tensión creciente. En la primera mitad nos sumergía en una claustrofóbica (y tensa, muy tensa) película de aventuras, para, justo después, convertir la función en un survival con criaturas caníbales de por medio. El buen pulso de la narración, que te apretaba el culo al asiento hasta el ultimo minuto, sin olvidarse de la truculencia bien insertada, hizo de aquella propuesta una de las más interesantes dentro del genero terror en muchos años. Su éxito y, sobretodo, su gran recepción tanto crítica como en cuanto a la opinión de los espectadores (creándose un culto instantáneo) fueron razones de sobra para que se pensase en la secuela. El principal problema después de la luz verde fue que Marshall no estaba interesado en dirigirla, aún guardándose el típico crédito de productor ejecutivo. Hay muchos ejemplos de este tipo, y no suelen salir bien. Así, a bote pronto, se me ocurren las secuelas de Abierto hasta el amanecer (From Dusk Till Dawn, 1996) o Vampiros (Vampires, 1998). Cuando una película de terror cuenta con secuela en la que los principales puestos del equipo recaen en otras personas, la cosa empieza a oler mal. Un mal olor que creció cuando se supo que The Descent 2 sería un directo a video, o al menos contaría con un presupuesto menor que la primera.

Las buenas noticias llegaron cuando se supo de algunos nuevos integrantes. Entre los guionistas se encontraba James Watkins, prometedor director y firmante del libreto de Eden Lake (2008), mientras que detrás de las cámaras se sentaría Jon Harris. Aunque se trate de su opera prima, Harris es el editor del primer The Descent, la citada Eden Lake u otros títulos como Stardust (2007) y la pendiente de estreno por aquí, Kick-Ass (2010). No obstante, una vez vista se reconoce que sus implicados han tirado por el camino fácil. Demasiado fácil. Tanto que The Descent 2 es algo así como un remake involuntario. No solo es que repita el escenario, lo cual es coherente, sino que las situaciones, incluso en su estructura, son similares. Las únicas “novedades” las aportan el aumento de salvajismo en los ataques de las criaturas (aunque la sangre es misteriosamente rosada) y la aparición, sin mucho sentido, de una de las victimas de la primera entrega, que debería estar más muerta que los dinosaurios. Es por esto y muchas más razones que nos va dando el guión que, para disfrutar, o al menos pasar el rato, debemos olvidar lo de hacer preguntas. En caso contrario, costará entender como a la única que salió de las cuevas la sacan del hospital (todavía en estado de shock y muy traumatizada) para que acompañe a la policía y su grupo de rescate al mismo lugar dónde hace horas vivió un infierno. Claro que, la muchacha parece no recordar nada. Obviamente, una vez dentro, irá recordando que en las cuevas acechan criaturas con las que no se puede mantener una charla.

Aunque, por suerte, no ha sido el subproducto que muchos creíamos, tampoco ha ido más allá de la pura funcionalidad para salvar la papeleta. Tiene alguna escena de tensión que recuerda lo mejor de la primera, aunque son cosas puntuales. En general, desaparecido el factor sorpresa y con una notoria desgana por innovar o crear un suspense trabajado, todo pasa por el filtro de un deja vu que busca la complicidad en el fan que no ande con exigencias. Hay más acción, menos suspense. Hay más sangre, pero menor impacto. Hay más criaturas, pero ya no inquietan, sólo distraen. Y bueno, hay un final tramposillo que deja abierto el camino a una posible franquicia de video club.

publicado por Carlos Cubo el 27 junio, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.