Cinta trepidante, palomitera y que busca solo la simple entretención que se sostiene gracias a la gran química entre Tom Cuirse y Cameron Díaz que vuelven a coincidir en otro film

★★★☆☆ Buena

Noche y día

Siento que la crítica en general tiene una cierta actitud morbosa cada vez que Tom Cruise trabaja en un nuevo film, algo muy parecido con lo que ocurre al Real Madrid en cada nueva temporada. En ambos casos, pareciera esperarse que se caigan para destrozarlos y vender con ello. Pero algo pasa con este ex galán de “Top Gun” que le tuerce la mano a todos, ya que a pesar de los discreta de algunas de sus producciones, siempre tienen buena factura técnica, la taquilla lo acompaña y lo mantiene sumamente bien remunerado otorgándole un sitial de privilegio.  Esta vez es “Noche y día”, dirigida por el solvente James Mangold, (Walk the line, 3:10 To Yuma), se plantea desde el inicio como una parodia a todos los films de espionajes como James Bond, la misma “Misión Imposible” o trilogía Bourne. Acá claramente en un tono más festivo, fantasioso, humorístico pero con mucho vértigo. Es una liviana apuesta que busca refrescar las carteleras y el solo hecho de ver a Cameron Díaz en diminuto bikini rojo se da por pagada la entrada.  La historia gira en torno a la despistada chica que ama los autos y se traslada a su hogar y terminar de armar su potente GTO con el cual pretende a viajar al cabo de hornos. Por la otra vía esta Roy, un agente encubierto renegado que guarda un gran secreto relacionado con una fuente de poder que los gobiernos y  las mafias quieren a cualquier precio. Ambos coincidirán en un avión, asunto  que les cambiará la vida por siempre,  desatándose el caos por aire, mar y tierra, donde serán buscados creyéndolos cómplices en locaciones tan diversas como Nueva York, los Alpes, Austria, España, el Caribe y Cabo de Hornos.  La cinta es una travesura en si misma por donde se le mire, no hay que tomarla en serio solo juega con el espectador que debería entregarse ante los encantos de la pareja, que la trama sea predecible o que nuevamente se vea estos dos actores juntos como ocurrió en Vanilla Sky en el 2001, son solo algunas consideraciones puntuales. Cruise ha demostrado su versatilidad de sobra con obras como “Magnolia”, “Nacido el 4 de Julio”  o “Entrevista con el Vampiro”, ahora vuelve a retomar su sitial, el de hombre bello y sofisticado, tal como al agente que volverá muy pronto a vestir como Ethan Hunt de “Misión Imposible” en su cuarta entrega. En tanto Cameron Díaz desde su debut en la “La máscara” y “Loco por Mary”, sigue escalando posiciones, esta vez con esta película  que pareciera escrita para ella, brindándoles la posibilidad de entregar un compilado de todos sus estados de ánimo y secuencias físicas mejoradas de “Los Angeles de Charlie”, donde también participó. No vamos a desmenuzar mucho el film por que es honesto es su presentación vista desde el trailer. Los encuentros chispeantes y cómplices de sus dos protagonistas, con muchos coqueteos con la cámara,  bastan para cubrir cualquier agujero en la trama para soslayarlo con vértigo y explosiones a raudales. No queda otra que abrocharse los cinturones, ya que caerán aviones, habrá varios choques de automóviles y secuencias de una fuga en moto como la de Sevilla España que son la tónica que de seguro harán que los amantes de las palomitas las acaben antes de la mitad de la cinta.

 

   
publicado por David Lizana el 21 julio, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.