Otra demostración de porqué Antonie Fuqua es uno de los mejores directores que hay hoy por hoy en la industria Hollywoodense.

★★★★☆ Muy Buena

Brooklyn´s finest

Antoine Fuqua es hoy por hoy, y a mi humilde modo de ver, uno de los mejores profesionales con los que el cine Hollywoodense cuenta en su inmensa industria cinematográfica. Allá por el año 1998, y con unos francamente buenos actores como Chow Jun-Fat y Mira Sorvino, Fuqua brindó un excelente filme de acción titulado “Asesinos Sustitutos” (“The Replacement Killers”), donde nos narraba la historia de un asesino a sueldo que comenzaba una tremenda venganza en contra de sus perseguidores, luego de desobedecer a una última y peligrosa misión.

Aquel filme resultó para mí, y creo que para muchos otros fanáticos del cine de acción, un tremendo festival de increíbles balaceras, espectaculares persecuciones, excelentes locaciones y francamente buenas actuaciones de todo su elenco. No sorprendió entonces, que años después y más precisamente en el glorioso 2001, Fuqua se anotara en el mundo cinematográfico con su espectacular obra maestra “Día de Entrenamiento”, un policial duro, ingenioso, tremendamente bien filmado y por sobre todo, mejor actuado.

Tampoco fue de extrañar que Denzel Washington se alzara con su segundo Oscar luego una tremenda actuación en aquella cinta, pero sí fue una grata sorpresa ver a Ethan Hawke brindar una increíble performance en el rol de un policía novato, que haría cualquier cosa por escalar en su búsqueda de convertirse en detective de la división de Narcóticos. Y en este último y francamente muy buen actor, es en dónde “Día de Entrenamiento” y “Lo Mejores de Brooklyn” convergen en ciertas similitudes.

Para comenzar con la reseña de “Los Mejores de Brooklyn”, tengo que dejar bien en claro que a pesar de ser un policial que se nutre bastante del estilo que Fuqua supo darle a “Día de Entrenamiento”, lejos se encuentra de la grandeza de aquel único y para mí, irrepetible filme.

“Los Mejores de Brooklyn” cuenta con un guión muy interesante del debutante Michael C. Martin, quien supo adosarle al típico libreto de cintas policiales, ciertas características que hacen de este filme un producto cinematográfico que termina siendo a mi modo de ver muy pero muy recomendable. Aquí se narran dramas cotidianos de todo tipo sobre la vida de tres policías que en el filme son interpretados de muy buena manera por grandes actores como Ethan Hawke, Don Cheadle y Richard Gere.

Por esto mismo, en el narrado de la cinta nos encontraremos con todos los ingredientes que los policiales suelen darle al público, desde operaciones encubiertas, pasando por las ya conocidas tentaciones a la que están expuestos los uniformados (como en el personaje de Ethan Hawke, por lejos el de mejor desarrollo argumental), y culminando por los ya también conocidos problemas psicológicos de personajes a los cuales la dura vida en el cuerpo policial les ha dejado una marca muy difícil de sobrellevar (como en el personaje de Richard Gere).

Si bien el libreto no tiene ni por asomo la estructura argumental que Alejandro Gonzalez Iñárritu elige para sus cintas, sí estamos ante una historia que une parcialmente los problemas de sus principales protagonistas en unos geniales 20 minutos finales, en dónde la tensión llega a un punto máximo, gracias a una muy buena narración que el filme posee a lo largo de todo su metraje. En definitiva, Martin supo brindar un muy buen libreto que un cineasta de impecable factura como Antonie Fuqua procuró no desaprovechar.

La Dirección de Fuqua es francamente excelente. Mueve la cámara como pocos, sabe brindar momentos de extrema tensión, ha filmado cuatro o cinco escenas de balaceras muy bien ejecutadas, y se tomó el tiempo justo y necesario para darle a sus personajes un desarrollo acorde a lo que el filme necesitaba. Por otra parte, su buena dirección de actores ha hecho que Ethan Hawke nos de otra muestra de lo tremendo actor que es y por sobre todo, ha logrado que un actor como Wesley Snipes (un muchacho que hasta la fecha un humilde servidor lo tenía como un actor de rejunte) brinde la mejor actuación que le he visto en su pobre carrera cinematográfica.

En conclusión, “Los Mejores de Brooklyn” es un policial hecho y derecho. Muy bien filmado (las escenas de acción son impecables) y actuado, este es un filme muy recomendable para quien haya disfrutado, por ejemplo, de filmes como “Código de Familia” o “Los Dueños de la Noche”.

Lo mejor: Las impecables actuaciones, el guión y la muy buena dirección de Antonie Fuqua.
Lo peor: Cierta previsibilidad propia del género.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 16 agosto, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.