muchocine opiniones de cinedesde 2005

Las partes más interesante son las concernientes a las transformaciones del monstruo, la eterna lucha por el hombre contra su bestia interior, el amor como fuerza salvadora y algunas escenas que me interesan como aficionado al género.

★★★☆☆ Buena

El hombre lobo

Hace unos meses escribí una reseña sobre The Wolf Man (El hombre lobo, 1941); un clásico del cine terrorífico de monstruos de la productora Universal. Ahora acabo de ver el remake que éste mismo año ha estrenado Joe Jhonston y paso a dar mi modesta opinión.
El mito del hombre lobo, ha sido tratado en el cine en bastantes ocasiones, aunque no tiene un número tan importante de películas como otros mitos terroríficos, caso de Drácula o Frankenstein. En los años 40 se hizo su versión más famosa, y ya en su siguiente película, Frankenstein meets the Wolf Man (Frankenstein y el hombre lobo, 1943);  su protagonismo es compartido, en segundo lugar del título,  para ya luego pasar a ser uno más de los terrores que salen en los cócteles de monstruos sucesivos de esta productora. 
No es un mito que el cine haya abandonado nunca ya que la como ejemplos más reseñables, británica Hammer se atrevió con The Curse of the Werewolf (La maldición del hombre lobo, 1961), el español Paul Naschy lo hizo su personaje más popular desde La marca del hombre lobo (1968), o en los últimos años fueron apareciendo más y más películas  de buena factura sobre la licantropía, caso de An American Werewolf in London (Un hombre lobo americano en Londres, 1981), The Howling (Aullidos, 1980) o The Company of Wolves  (En compañia de lobos, 1984).
Así que como me gusta mucho el tema,  en principio, me interesa una historia en la que se pretende revisar un clásico del cine de terror y hasta allí me llevo mis ansias de disfrute cinematográfico. La verdad con bastantes miedos por que este tipo de revisitaciones no suelen convencerme y me dejan más bien cabreado.
Benicio del Toro y Anthony Hopkins están en los papeles principales de la película, el primero me recuerda en su sufrimiento a Lon Chaney Jr, aunque éste último fuera mucho peor actor; y además también suelta la pasta como productor.  Las partes más interesante son las concernientes a las transformaciones del monstruo, la eterna lucha por el hombre contra su bestia interior, el amor como fuerza salvadora y algunas escenas que me interesan como aficionado al género, tal es el caso de la parte en que el monstruo es encerrado en un hospital psiquiátrico para curarse de su enfermedad y la carnicería que se monta cuando es mostrado en un auditorio lleno hasta los topes. 
Lo malo es que no todo era necesario para contar esta historia, no todo lo que se usa para mostrar el relato me parece adecuado, por lo que  me encuentro con que me sobran los sustos innecesarios (desde la primera escena), el regocijo en mostrar sangre y cuerpos destrozados al estilo gore, o el previsible enfrentamiento entre hombres lobos que adivino mucho antes de que suceda.
Seguramente esta película no consiga convencer a casi nadie, ni a los muy aficionados al género, ni a los que se acerquen a ella buscando una buena historia sin más. Y si la idea era que fuera el germen de un nuevo serial sobre el hombre lobo, no creo que germine, aunque algunos como yo nos neguemos a darle un suspenso porque el bichejo que aparece cada noche de luna llena es parte de nuestra historia como espectador y aquí, por lo menos, se le ha tratado con ganas de hacerlo bien.
publicado por Xalons el 2 octubre, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.