Una gran comedia con tintes de pseudo-thriller

★★★☆☆ Buena

Misterioso asesinato en manhattan

Intérpretes: Diane Keaton, Woody Allen, Alan Alda, Anjelica Huston, Jerry Adler, Lynn Cohen, Joy Behar, Ron Rifkin, William Addi, John Doumanian, Sylvia Kauders.

Sinopsis
Larry y Carol Lipton (personajes interpretados por Woody Allen y Diane Keaton) son un matrimonio neoyorkino que viven en un apartamento de Manhattan. Su vida transcurre con total normalidad, hasta que la muerte de una vecina irrumpe en su quehacer cotidiano. Carol está convencida ha sido víctima de un asesinato perpetrado por el propio marido. Larry la toma por paranoica e intenta quitarle la idea de la cabeza. No obstante, Carol, junto con su amigo Ted (personaje de Alan Alda), comienzan su propia investigación y siguen al vecino tratando de dar forma al posible asesinato. Es entonces cuando Larry, movido por los celos y animado por una seductora escritora (personaje de Anjelica Huston) se une a la investigación.

Crítica
En mi labor de acercarme al que mucho consideráis un genio de este noble arte llamado cine, he decidido profundizar en algunos de sus clásicos. Si la semana pasada me decidí a ver "Broadway Danny Rose", y bien sea dicho, fue una gratísima sorpresa, esta semana me he lanzado a ver esta conocida película del director neoyorkino.
En primer lugar tengo que calificarla de bastante buena y a continuación le pondría una serie de adjetivos que yo creo que le hacen cierta justicia: gamberra, graciosa, neurótica, ágil, divertida, amena, enloquecida, hilarante y rebosante de ingenio, energía y ritmo.
Tengo que reconocer que me cuesta mucho catalogarla, si bien es verdad que se trata de una comedia al uso propia del director, por momentos me veía inmerso en un pseudo-thriller caótico y a la vez brillante. Una historia jugosa, ággil, brillante y porque no decirlo, con talento, bastante talento. Todo ello aderezado con buenas dosis de humor, dosificado en deliciosas perlas, como ese momento en el que Diane Keaton y Woody Allen salen de una ópera de Wagner y el personaje de Allen justifica su "huida prematura" de la sala diciendo "No puedo escuchar tanto Wagner, me entran ganas de invadir Polonia". Las escenas están perfectamente medidas y entramadas unas con otras de tal forma que se convierte en una película ágil y divertida, nada pesada. Bien es verdad y por ponerle una pega al guión, que resulta un poco increíble montar una sospecha de asesinato con tan poco, y sustentar desde ahí un trama completa, pero quizá en ello resida la grandeza de la historia, además de en las formas cómicas de llevar a cabo la investigación.
El cuarteto protagonista brilla, destacando por encima del resto la pareja femenina, sin menospreciar a Alan Alda. Angelica Houston está estupenda, seductora, enigmática, provocadora, simplemente arrebatadora. Allen brinda una interpretación neurótica y ácida como otras tantas veces.
No me cuesta reconocer que de las películas de Allen que he visto, estoy ante una de las mejores, si bien es verdad es que me faltan muchas por ver. No obstante en esta tarea de aproximación al genio, seguiré dando luz a mi ignorancia y prometo nuevas opiniones al respecto.

Nota general: 7 sobre 10.
publicado por Lucas Liz el 11 octubre, 2010

Enviar comentario

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.