Pese a un argumento convencional, impera el buen gusto en cada detalle. Se ve con agrado y finalmente, con emoción.

★★★☆☆ Buena

Bon appétit (bon appétit)

Bon Appétit, historias de amigos que se besan es la ópera prima del director español David Pinillos. Premiada en el Festival de Valladolid, ésta es una historia de amor internacional, que surge en el mundo de la alta cocina. Rodada en inglés en su mayor parte, se desarrolla principalmente en la ciudad suiza de Zurich.

   Con un planteamiento muy sencillo, que apunta a una comedia romántica al uso, la trama se desenvuelve con el ritmo adecuado evitando los lugares comunes que tantas veces se han repetido. El propio guión, consciente de la simpleza inicial, juega con ello y confunde al espectador gracias a pequeños giros dramáticos y momentos llenos de naturalidad. Por ello, la película se acerca más a ese pequeño cine europeo que a las grandes producciones melodramáticas de Hollywood.

    Las interpretaciones, con Nora Tschirner y Unax Ugalde como protagonistas, más que correctas, otorgan verosimilitud a la trama.  Del mismo modo la banda sonora tiene un papel importante, como en cualquier comedia romántica que se precie. Incluye canciones de grandes bandas actuales como Sigur Ros o The Radio Dept. El director, alejado de una ornamentación excesiva, consigue crear una atmósfera sincera, donde se combinan los silencios y los diálogos sin perder la atención del espectador en ningún momento.

    Naturalmente, la cinta está truncada por un argumento convencional, algo falto de originalidad. En cualquier caso, no deja de ser una película recomendable donde impera el buen gusto en cada detalle. Se ve con agrado y emoción, finalmente.

Lo mejor: La banda sonora, la pareja de actores, la fotografía. El guión.
Lo peor: El subtítulo (Historias de amigos que se besan)
publicado por Manuel Beirán el 11 noviembre, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.