muchocine opiniones de cinedesde 2005

Estos dos personajes, atrapados por un sueño musical que los une en un principio, y atrapados también el uno por el otro, no tienen más remedio que dejar que la rueda gire y que su vida vaya deambulando entre el amor, y el amor por la música.

★★★★☆ Muy Buena

Chico y rita (chico y rita)

Si tuviera que elegir mi película favorita probablemente sería de animación… o no… Simplemente creo que no podría hacerlo. Pero si tuviera que elegir varias películas que me gustaran mucho seguramente la mayoría serían de animación y entre ellas, ocupando un lugar privilegiado, “Chico & Rita”. Y en este pedestal en el que se hallaría subido este film habría varias bases en las que se apoyaría.  Para empezar, en la base principal, un argumento indiscutible: es cine de animación, y es española. Tras pasar este primer peldaño, encontraríamos el espíritu tras la película, Trueba y Mariscal, y el resto de los escalones ascendentes para encumbrar esta obra son los detalles que da a cada paso mientras la ves.

Mariscal ha cuidado al detalle los dibujos, en los que predominan los trazos negros con un aire a cómic que resulta muy adecuado para la historia. También ha cuidado en movimiento, para ello rodaron con actores reales en Cuba para tener una buena imagen de partida. Ha mimado los colores, dotando de vida propia a las dos ciudades en las que se ambienta la historia: La Habana y Nueva York; y ha sacado de su tintero a Rita, que para mí sin duda es uno de los personajes más sexys de la historia del cine de animación.

A todo esto se le añade una ambientación perfecta en los años 40 y 50, un estudio de vestuario y coches de época asombrosa, una clara referencia al Hollywood clásico y una historia de amor épica, digna de ser comparada con Romeo y Julieta. Estos dos personajes, atrapados por un sueño musical que los une en un principio, y atrapados también el uno por el otro, no tienen más remedio que dejar que la rueda gire y que su vida vaya deambulando entre el amor, y el amor por la música.

Y es esta música el último gran elemento de la historia, plagada de homenajes, con un ritmo trepidante, es una más de la historia, y en este caso actúa inevitablemente como la rueda del destino. 

publicado por Helena Muñoz el 25 febrero, 2011

Enviar comentario