Scream 4 (¿Quién dijo que cuartas partes no eran buenas?)

★★★★★ Excelente

Scream 4

Las expectativas pueden jugar malas pasadas, especialmente si se trata de un título tan esperado como Scream 4. Por eso la satisfacción es doble: queridos amigos, Scream 4 es simplemente cojonuda.

  El film comienza con una secuencia  que se establece como el mejor principio de la saga, desde que Drew Barrymore recibiera no pocas puñaladas. Y desde ese momento se deja claro la seña de identidad, del nuevo capítulo de la saga de Ghostface: el sentido del humor. El componente paródico e irónico se eleva a la máxima potencia, ofreciendo un cóctel infalible de risas y sustos que se traduce en una de las películas más entretenidas, y divertidas, del año. En esta ocasión, la mofa no se queda en el slasher, sino que abarca todo el cine de terror de los últimos años.  

Craven, y muy especialmente el guionista, Kevin Williamson, siguen desarrollando su juego particular de referencias, guiños y detalles para el aficionado. Su visión del género sigue anclada en los 90 y basan la eficacia de sus escenas en los conocidos efectos de sonido, dejando de lado las nuevas corrientes. De nuevo, el juego referencial entre Scream y su alter ego ficticio Stab sigue siendo sobresaliente, con algunos gags tronchantes.

  Lo mejor que puede decirse del film es que todo lo que se repite, lo tiene de nuevo. Scream 4 se establece como una, inteligente, película que tiene tanto de secuela como de reinicio. Craven ha tomado la mejor dirección posible, sabiendo que era difícil desarrollar la secuela al uso, y se lanza de lleno al autohomenaje.  El film se establece como una secuela, pero al mismo tiempo, tiene mucho de remake, de reinvención, lo que permite a Craven reírse de la moda imperante de lanzar nuevas versiones de cientos de films de terror.  Os invito a descubrir la cantidad de escenas que recuerdan, u homenajean, momentos de los otros films de la saga. 

Como novedades, una nueva colección de rostros jóvenes (Rory Culkin, Emma Roberts) y descubrimientos tan interesantes como Hayden Pattenaire, que interpreta a Kirby. Una auténtica preciosidad, tremendamente carismática, que además es experta en cine de terror, lo que la convierte en la candidata ideal para ser la madre de los vástagos de este humilde escriba.  Los veteranos de la saga dejan espacio a los nuevos rostros, y entre  ellos debe destacarse una Courtney Cox en estado de gracia. David Arquette cumple como siempre con su papel de pusilánime (impagable la melodía de su móvil en su primera aparición) y  Neve Campbell aparece algo más sosa que de costumbre.

  Scream 4 también aumenta el contenido de sangre, estableciéndose como el capitulo más gore de toda la saga, con algunas muertes impactantes, algo que se agradece; pero tranquilos que seguimos lejos de la truculencia del torture porn.  

Si disfrutasteis con cualquiera de las entregas anteriores, es difícil que Scream 4 os defraude. Es más, me atrevo a decir que os encantara. La película obligada para estas vacaciones que se aproximan. Ghostface ha vuelto por la puerta grande y nos ha dejado un auténtico peliculón que se sitúa por encima de Scream 2 y Scream 3 con suma facilidad.

  ¿Quién dijo que cuartas partes no eran buenas?
Lo mejor: El principio y el final
Lo peor: El menor protagonismo de los veteranos
publicado por Alberto Zamora López el 15 abril, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.