Mucho y nada. “”Sin Límites”” se erige como una película rara, tal cual.

★★☆☆☆ Mediocre

Sin limites (limitless)

Mucho y nada. “Sin Límites” se erige como una película rara, tal cual. Neil Burger (el que dirigiera la buena “El Ilusionista”) crea una obra distinta (que no por ello buena) que aglutina varias temáticas e incluso críticas sociales en un batiburrillo de imágenes, a veces abstractas y a veces normales. La película se adentra en varios mundos que conviven en una maraña de situaciones. El universo financiero, las drogas y el amor son las tres bisagras que permiten el discurrir del film. Para que os hagáis una pequeña idea se trata de una nueva droga/medicina/pastilla que permite el uso del máximo potencial de nuestro cerebro. Bradley Cooper, que encarna a un escritor falto de inspiración, la toma y a partir de ahí todo va cambiando. Un éxito prematuro que desencadena en una situación límite en lo físico y mental. Lo más destacable del elenco es el toque de majestuoso glamour que le da Robert de Niro con sus apariciones. La película se puede dividir en dos partes: la parte yonki y la parte sicaria. En la primera se introduce al personaje clave que articula la película: la droga. Y se suceden secuencias de una estética quebrantadora que a veces no hay por donde cogerla. A veces incluso llega a marear al espectador con juegos e ilusiones ópticas demasiado repetitivas y largas. Aunque hay que reconocer que debido al tema de la película es una apuesta acertada, el resultado no siempre es bueno.aunque no siempre. En la parte sicaria empieza la acción y la película se sale de su tiesto con sobradas y flipadas incomprensibles y anécdotas vampíricas chupasangres que rompen el sentido “serio” del film. Además hay que destacar como “Sin Límites” puede parecer una curiosa simbiosis de películas pasadas. A ratos parece que estés delante de una secuela de “Resacón en Las Vegas” o que te halles inmerso en una persecución de película de serie B. Sin más, nada a destacar de esta película que pasa ante nuestros ojos sin pena ni gloria. Puede llegar a entretenernos por momentos, pero en el computo global no deja de ser una obra banal e intrascendente.
publicado por Alexandre Alcántara Jiménez el 8 abril, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.