Pocas veces encuentro una película de la que no decir nada bueno. Esta es una de ellas…

★☆☆☆☆ Pésima

¿estás ahí?

La primera pregunta que nos viene a Zamora y a mí a la cabeza después de ver este coñazo es: ¿de verdad los responsables de esta película creen que han hecho algo de calidad? Porque cuando terminas de ver los ochenta minutos más largos de la historia del cine te encuentras con la desasosegante sensación de que no hay nada bueno en la película. Y eso es algo muy jodido. Pero es que no hay ni un detalle que salve (o permita recordar algo) un film. Pues bien, Roberto Santiago, con esta mierda lo has conseguido.

Que una comedia no haga reír NI UNA SOLA VEZ es muy triste. Los diálogos son tontos, absurdos, sin gracia, sin sentido, forzados (lo pésimo del guión se pone de relieve todavía más si cabe cuando el día de antes has visto una comedia magnífica de Woody Allen). La conversación de cada secuencia avanza a trompicones, deslavazada, sin tensión cómica no dramática. Si yo fuera productor, apuntaría el nombre de los guionistas para estar lejos de ellos.

Los actores, en cualquier otro sitio, suelen estar bien. Pero los personajes insulsos que les tocan y los diálogos infumables que han de defender no los rescataría niel Robert de Niro de los años setenta. Todos hacen lo que pueden, pero cuando el material de partida es tan deplorable, es difícil obtener algo mejor que un estrepitoso fracaso. El caso de Miguel Rellán es paradigmático: su papel en No lo llames amor, llámalo X tenía solvencia, lo que le permitía lucirse; aquí, el absurdo vecino que encarna se limita a ofrecer marihuana durante toda la peli. Si no hace gracia la primera vez, podéis imaginar a la cuarta…

Por no hablar de ese amago de drama romántico al más puro estilo Ghost pero en más cutre (aún). El relato es bobo, y eso que había mimbres como para haber hecho una comedia loca y gamberra. Pero se queda en este bodrio infame que sólo sirve para hacer perder el tiempo al pobre infeliz que pague su entrada para ver esto. ¿En quién piensan los autores de esta bazofia? ¿Quién creen ellos que será su público potencial? Porque joder…

Sinceramente, no voy a seguir escribiendo porque una producción tan inane, tan boba, tan absurda y tan mala sólo me hace pensar en las subvenciones del cine español. Una vez más. Y sacar de nuevo el tema me aburre. Pero es que es tan fácil sacarlo…

publicado por Jose María Galindo Pérez el 12 mayo, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.