Una película construida con mucho nervio tiene al ganador del Oscar Russel Crowe como protagonista que desafía la lógica de la justicia.

★★★☆☆ Buena

Los próximos tres días (the next three days)

El primer apunte de la cinta “Solo tres días” es que es un trabajo de suspenso muy bien hilvanado que se da su tiempo a que las acciones se desaten paulatinamente y que tiene entre sus créditos al ganador del Oscar,  el neocelandés Russel Crowe,  que encarna  nuevamente a un héroe anónimo. Es un profesor que ve como su esposa es llevada a la cárcel por un supuesto asesinato contra de su jefa donde sus huellas dactilares están en el arma del crimen, la sangre está en su abrigo. Su afirmación de que una mujer joven rozó contra ella mientras caminaba hacia la escena del crimen se toma tan en serio como la antigua "manco" en la mentada “El Fugitivo” donde Harrison Ford que escapó de la cárcel. Esa premisa también ronda por la cabeza del protagonista que ve como su esposa se deteriora gravemente siendo detenida y porque además sufre de una enfermedad incurable. Entonces comienza a urdir un plan para tratar de rescatarla y huir del país.   El profesor se sume en la preparación y comienza frecuentar el bajo mundo para aprender técnicas y premunirse  de los elementos necesarios para conseguir su objetivo. Comienza entonces la entretención de una cinta que  funciona gracias al oficio de Crowe y al guión del dirección de Paul Haggis(ganador del Oscar por Crash) que adaptó su guión de la película de Francia 2008 “Pour Elle” creando un ingenioso puzzle que es algo predecible pero su manejo de la tensión creciente es sencillamente notable lo que la transforma es una película aceptable y bien construida.El ir y venir hacia la cárcel, los hospitales y los errores y un cadena de secuencias riesgosas mantienen el vilo al público un thriller bien manufacturado.   La cinta en parte desempolva la fragilidad del derecho probatorio que se ocupa de la fijación y evaluación de las pruebas de un proceso que son presentadas en los juicios y donde el azar y los métodos científicos a veces tienen grados de vulnerabilidad. No creer ciegamente en la justicia es un punto importante que toca el film cuando se cree fehacientemente en la inocencia de un ser querido pero donde abogados y jueces no siempre tienen  todas las pruebas y ahínco suficiente para descifrar algún puzzle policial que se da por obvio. ¿El fin justifica los medios?, es una fuerte discusión ética que presenta el film.   En definitiva es  una cinta recomendable para quienes gusten del suspenso y que va en escalada al momento que va transcurre hacia un desenlace poco claro.
publicado por David Lizana el 24 mayo, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.