muchocine opiniones de cinedesde 2005

Magnífico cuento navideño que se sale de lo común y cuyo estilo visual y su extraordinaria banda sonora son ya míticos.

★★★★★ Excelente

Pesadilla antes de navidad

Un día, Tim Burton pasó por delante de un centro comercial. Estaban quitando la decoración de Halloween y poniendo la de Navidad. Y entonces se le ocurrió: Un personaje de una de las festividades "robaría" la otra y la adaptaría a su manera. Escribió un poema protagonizado por el Rey Calabaza, señor de Halloween, Jack Skeleton (o Skellington, como queráis).

Años más tarde se estrenó una película dirigida por Henry Selick mediante la técnica "stop-motion" (animar fotograma a fotograma) y con un guión basado en el poema de Burton, que aumentaba considerablemente el número de personajes y profundizaba más en la psicología de Jack. Pero vallamos poco a poco.

La peli empieza con una voz en off que nos pone un poco en situación, mientras vemos árboles con puertas que simbolizan una festividad. Nos paramos delante del árbol de Halloween. La puerta se abre, y caémos dentro. És entonces cuando apreciámos el colosal trabajo musical de Danny Elfman. El ya mítico tema "Ésto es Halloween", conforma un arranque espectacular, en el que conoceremos a los habitantes de ‘Halloween Town’, que sólo viven para su fiesta. En cuanto acaba un Halloween, se pasan el resto del año preparando el siguiente, pero ellos son felices así. Menos uno. Jack está harto de hacer siempre lo mismo, necesita darle un nuevo rumbo a su vida. Sólo Sally, enamorada en secreto de él, parece comprender cómo se siente. És impresionante cómo en diez minutillos y con un par de canciones el personaje de Jack esté totalmente definido. A eso lo llamo yo capacidad de síntesis.
Bien, tras caminar horas por el bosque y jugar a regañadientes a tirarle una de sus propias costillas a su perro fantasma (ésta escena es una buena muestra del tipo de humor que tiene la cinta) Jack llega al círculo de árboles que vimos al principio, y queda fascinado por el de la Navidad. Lo abre, y cae. Y entonces ocurre: Con una canción que expresa a la perfeción lo que siente (alegre y cantada tan rápido que parece un trabalenguas, al menos en inglés), Jack descubre la Navidad. Y ya no está amargado, le inunda una felicidad que  no había sentido antes, pero que no entiende. Así que se lleva de ahí unos cuantos chismes para compartirlo con sus vecinos.

Pero ellos no saben de que va ese rollo, y en el fondo Jack tampoco, así que se obsesiona con descubrir que es la Navidad. Me parece genial el hecho de que Jack no se haga las mismas preguntas con Halloween, que tenga perfectamente claro lo que es, y sin enbargo trate de darle una explicacion científica a la Navidad.

En la fantástica "¿Qué le pasa a Jack?" queda perfectamente plasmado que cuanto más se esfuerza por entenderla, antes olvida lo que sintió el día que visitó ‘Christmas Town’. Impresionante la profundidad que le consiguen dar al protagonista en una peli tan corta (una hora y cuarto, más o menos).

Pero incluso da tiempo a desarrollar a Sally y convertirla en el único personaje sensato que ve que mezclar las dos fiestas (que es lo que hace Jack inintencionadamente en el último tercio de la peli) no es una buena idea, como tampoco el hecho de que el Rey Calabaza sustituya a Santa Claus, o Santa Clavos como ellos creen que se llama.

Cuando por fin Jack ve el error que ha cometido al pretender ser lo que no es, y se acepta a sí mismo, tóca enfrentarse al repulsivo, ludópata y divertidísimo villano, Oogie Boogie, que tiene secuestrados a Santa y a Sally.

Mención a parte merece el precioso final, dónde Jack, cuando empieza a nevar y Santa le desea feliz Halloween, él responde feliz Navidad, comprendiendo al fin lo que és. Como también entiende que lo único que necesitaba para ser feliz, era estar con Sally.

La peli no tuvo demasiado éxito en taquilla, probablemente debido a que, a pesar de ser un cuento, era demasiado oscura y tétrica para los más pequeños, lo que hace que sea difícil de catalogar. Afortunadamente hoy goza de la popularidad que merece.

En definitiva, una auténtica maravilla de película, con una B.S.O.  magistral, un diseño artístico sublime y unos personajes que se salen de carismáticos, especialmente Jack, por supuesto. Genial.
Lo mejor: Todo en realidad, pero quizá lo que más destaca sea la B.S.O. de Danny Elfman.
Lo peor: Es muy cortita y sabe a poco.
publicado por Diego Sánchez Villegas el 4 junio, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.