Decepcionante. A pesar de ser espectacular y entretenida, es totalmente insustancial.

★★☆☆☆ Mediocre

X-men: la decisión final

Es una pena lo de esta peli. El punto de partida es tremendamente interesante, con muchas posibilidades. Y además llegaban algunos personajes nuevos a los que se podía sacar partido. Pero todo en esta cinta está muy desaprovechado. Bestia: Desaprovechado. Lo de la cura: Desaprovechado. Ángel: MUY desaprovechado. Lo de Fénix: Hiperultrasupermega desaprovechado nivel 100. Y encima, se ha perdido eso que hacía tan cojonudas las pelis dirigidas por Singer, ese "algo" que las convertía en algo más que simples fuegos artificiales. Esta tercera entrega es espectacular y muy, muy entretenida, sí, pero totalmente vacía.
Además, esta plagada de momentos y cosillas vergonzosas, a saber: Los esbirros de Magneto, con cara permanente de "soy malo y me gusta", de esos que cuando acorralan a alguien dicen "¿Vas a alguna parte?". ¿Y que me decís de Kitty Pryde provocando al ridículo Juggernaut llamándole cara culo (uyyy, ¡¡Que malotaaaa!!)? Pues hay unas cuantas así.
Pero sin embargo… La peli se salva gracias a momentos aislados muy buenos, como las dos escenas en las que Fénix se pone a destruir a lo loco, la incursión de Lobezno en el campamento de Magneto, o las brevísimas apariciones de Ángel.
Y oye, cosas como que salgan, por fin, los Centinelas, la Sala del Peligro, o mi querido Bestia… Molan. Pero vamos, está lejos, muy lejos de sus predecesoras.

Lo mejor: Algunos momentos puntuales realmente buenos. Los múltiples guiños a los fans.
Lo peor: Es un producto totalmente vacío, a diferencia de sus predecesoras.

publicado por Diego Sánchez Villegas el 7 junio, 2011
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.