Divertida y a veces de mal gusto es esta secuela de la exitosa aventura de despedida de solteros que es un clon de su antecesora y esta cargada de humor “Harcore”

★★★☆☆ Buena

Resacon 2, ¡ahora en tailandia!

Debo reconocer que este tipo de películas son un placer culpable, arrésteme por amarlas, tipos mandándose tremendos irresponsabilidades por doquier en una despedida de soltero, ¿habrá algo mas divertido que un desenfreno de aquellos?. Lo primero que se me vino a la mente al ver este tipo de film es Tom Hanks haciendo de las suyas en los ochenta esta la mítica “Despedida de soltero”,  que incluso tuvo algunas secuencias censuradas,  y que junto a “Porky´s” marcaron una época de las comedias con tinte erótico. Ese  grupo de amigos de distintas personalidades y gustos se reúnen en torno a un encuentro único, intimo que siempre tiene anécdotas para contar. Tomando esa premisa el director Tood Phillips el año pasado estrenó la primera parte de Resacón…, donde un grupo de dispares amigos pierde conciencia de todo lo que se vivió anoche  perdiendo al novio en un afán detectivesco van descubriendo sus fechorías de una noche inolvidable y peligrosa.  Dicha película que costo un poco más de 30 millones de dólares que recaudo más de 400 millones. Era de esperar rápidamente una secuela. La nueva cinta pretende seguir a otro de sus miembros que contrae el sagrado vínculo, pero no sin antes una vez más hacer una inocente despedida, esta vez con Tailandia como telón de fondo donde se desata nuevamente la misma aventura. De nada sirvió la experiencia anterior,  la noche no deparaba nada especial pero algo pasa nuevamente que aparecen en otra ciudad con el hermano de la novia desaparecido, con un monje budista en silla de ruedas, un mono que fuma, un mafioso oriental como compañero, el novio con un tatuaje facial y una prostituta transexual. Las pistas son escasas, se cerca el matrimonio y Stu tiene que encontrara a su cuñado y no deshonrar a la familia que tiene muchas dudas de su seriedad.   El mal gusto, el humor chabacano y por sobre todo increíbles proezas de sus protagonistas se vierten en pantalla para hacer reir,  ya no tan de buena gana como en la anterior,  pero que duda cabe que igual guarda algunas sorpresas. Aventuras, acción y el aporte exótico de la locación es lo que ofrece, es una secuela que suena como una obviedad. Toma los mismos ingredientes, agregando una nueva ubicación, Bangkok que sustituye a las Vegas, La historia se repite. Por ello funciona sin el antecedente de haber visto la otra película. Es cine realizado solo con el objetivo de entretener y lo cumple a cabalidad.  El cuarteto de la manada se mantiene Bradley Cooper, el obeso Zach Galifianakis, Ed Helms, Justin Bartha y obvio su director Tood Phillips acostumbrado a brindar cintas llenas de machos irresponsables y graciosos tal como lo hizo el “Old School”
publicado por David Lizana el 15 julio, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.