muchocine opiniones de cinedesde 2005

Irregular mezcla de géneros basada en un cómic minoritario, cuyo excepcional primer acto queda lastrado por un desarrollo y resolución mediocre, que no se hunde en el abismo gracias a un gran e icónico reparto.

★★☆☆☆ Mediocre

Cowboys and aliens

En un verano repleto de adaptaciones de cómics con mejores y peores resultados, llega la nueva apuesta de Jon Favreau, tras su decepcionante secuela de Iron Man, que es también la adaptación de un tebeo, pero mucho menos conocido, "Cowboys and Aliens", del guionista Fred Van Lente que mezcla sin ningún rubor dos géneros tan populares como contrapuestos, el western y la ciencia ficción.

 Porque en el fondo esta película es La Guerra de los Mundos de H.G.Wells pasada al salvaje oeste americano. Un oeste que Jon Favreau plasma magistralmente en una primera media hora repleta de genio y de personajes memorables cuyos conflictos iniciales son lo mejor de la película. Tenemos a Daniel Craig, que interpreta a un duro forajido amnésico con un extraño aparato alienígena en su muñeca, un antihéroe absoluto que demuestra que Craig sería el perfecto Roland para la adaptación cinematográfica de la saga de Stephen King, "La Torre Oscura".

 El retrato del resto del típico pueblo del Oeste, pobre y dominado por un coronel interpretado por un amenazante Harrison Ford y poblado por grandes personajes e intérpretes del cine y la televisión, como el hijo malcriado del coronel, interpretado por Paul Dano, el amable y temeroso dueño de la taberna al que pone rostro Sam Rockwell, es de calle lo mejor del largo. Todo esto se condensa en la primera media hora de metraje, donde el elemento de ciencia ficción está reducido al mínimo, y el mejor western campa a sus anchas.

Y ahí llega el punto álgido del filme, cuando ocurre el ataque de los aliens al poblado, quizá la mejor escena jamás rodada por Jon Favreau. A partir de ahí, la película va dando tumbos, con aciertos tan grandes como permitirse el lujo de parar la acción y desarrollar las personalidades y relaciones entre el reparto coral, algo no muy habitual en un blockbuster veraniego. Pero también el ritmo es algo cansino, y exceptuando la escena del barco volcado en medio del desierto, casi una casa encantada y la aparición del primer alien o algunos momentos de los flashbacks del personaje de Craig, el resto es muy prescindible e incluso llega a acercarse peligrosamente al camp, como esa batalla final falta de toda épica y emoción o esos indios que son un cruce entre los ewoks y la peor película de vaqueros emitida en Primera Sesión en esas ya lejanas sobremesas de sábado de la televisión de los 80.

Aciertos, como ya he dicho antes, las relaciones entre los personajes y el misterio que rodea al personaje de Craig al principio del filme, algo que creo debe atribuirse a uno de los cinco guionistas acreditados, Damon Lindelof, creador de Perdidos y que aporta esos toques que hizo famosa a la serie. Curiosamente, el filme comienza igual que la famosa serie. Un hombre en shock, tumbado en el suelo (aquí el desierto, en la serie en un bosque) y con una herida en el abdomen. También el recurso del flashback es marca de la casa Lindelof, pero las respuestas son tan tópicas y faltas de interés que la atención del espectador va menguando a medida que el filme discurre.

Mención especial en positivo al recuperar a Harrison Ford con un personaje que hace justicia a su leyenda y en negativo, una Olivia Wilde que cada día se parece más a Summer Glau y que al igual que en Tron Legacy no transmite nada a lo largo del filme.

En definitiva, una bizarra mezcla de western y ciencia ficción a la que le sobra la ciencia ficción, en una película con buenas intenciones y buenos planteamientos, que podría haber sido un Sin Perdón hi-tech y se queda en un Wild Wild West sin la locura del filme de Barry Sonnenfeld.

Lo mejor: La primera media hora de la película, puro western crepuscular y sobre todo la presencia y carisma de Daniel Craig, el nuevo antihéroe del cine.
Lo peor: Su pobre desarrollo, Olivia Wilde y la tribu de indios.
publicado por Felipe Rodríguez Torres el 11 agosto, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.