Irregular proyecto televisivo a cargo del maestro John Carpenter que pese a un tramo final mas que recomendado, la pelicula es lenta y aburrida. Un claro homenaje a La ventan indiscreta de Hitchcok.

★★☆☆☆ Mediocre

Someone is watching me!

Rodada para la television por el maestro John Carpenter en los años 70 antes del estreno en salas de su film La noche de Halloween, la película en si es un homenaje al cine del maestro del suspense Alfred Hitchcock. Al menos para mi la sensacion es que la película tarda mucho en arrancar y cuando lo hace solamente quedan pocos minutos para su finalizacion. Eso si, ese tramo final es sin dudas lo mejor de la película y con un intenso climax final. Final digno del director de Psicosis. Algo mas de hora y cuarto donde todo se repite una y otra vez sin haber nada mas de por medio, el misterio de quien acosa a la protagonista es el único aliciente que tiene este irregular thriller para tv que sinceramente podría haber sido mejor. Mucho mejor. Un guión escrito por el propio John Carpenter, donde como ya comente se homenajea a Hitchcock con un argumento que recuerda al visto en la cinta del realizador ingles La ventana indiscreta de 1954, aunque en esta ocasión la trama es inversa a aquella, pues es el malo en esta ocasion quien vigila a la protagonista.Además también se pueden apreciar ciertas similitudes con los créditos iniciales y la banda sonora que fue compuesta por Harry Sukman, que a momentos suena muy similar a las compuestas por Bernard Herrmann. Una cinta bastante similar a esta en argumento aunque con claras diferencias en este es en el film que Brian De Palma dirigió en 1984, Doble de cuerpo, donde el gusto por ojear lo vecino esta también presente, aunque en esta ocasión se acerca mas a lo ideado por Hitchcok para su ventana indiscreta. Ese juego del psicópata que se inicia con su presa en Alguien me vigila, es bastante repetitivo y se hace demasiado largo, la historia peca de un ausentismo de acción o movimiento alguno por parte de los implicados que llega a aburrir en contados momentos. Destacaría la secuencia, con el final lo mejor de la película, en la cual la protagonista baja hasta la lavandería, la cual esta situada en los sótanos del edificio de apartamentos. La escena esta acompañada por una impulsiva música (que en momentos llega a sonar como la de el Cabo del terror de J.lee Thompson), el buen hacer de Carpenter tras la cámara consiguen imprimir inquietud y mucho suspense a una escena donde ya se pueden intuir las dotes de este director con el suspense. No se si sera por que Carpenter aun no era nadie en la meca de cine o por las restricciones de trabajar en tv, pero se denota en este una desgana total por lo que esta filmando, pese a que en el tramo final de la película ese tono tan marcadamente Carpentiano hace acto de presencia, el resto lo podría haber dirigido cualquier director experto en series o films para la television. Personalmente me aburrí bastante viendo que lo que sucedía en el film no llegaba a ningún lugar, es a partir de un trágico suceso a la protagonista cuando el film comienza a levantar el vuelo (aunque sea un vuelo muy corto). En el papel principal esta la interesante actriz Lauren Hutton, cuya carrera en el cine nunca fue muy boyante pese a papeles tan formidables como el que interpreto en American Gigolo de Paul Schnaider y en la cual estuvo muy bien acompañada de un jovencito Richard Gere. La verdad es que la interpretación de Hutton es correcta pero sin terminar de cuajar del todo, hay momentos donde incluso parece que sonríe sin tener que hacerlo y parece no estar muy convencida del argumento. Como su mejor amiga encontramos a Adrienne Barbeau, actriz que ha participo en varias películas dirigidas por John Carpenter como son 1997: Rescate en nueva york. o La niebla, sin olvidar sus papeles en producciones como La cosa del pantano de Wes Craven, Creepshow o Los ojos del diablo de Dario Argento y George A. Romero. 
SINOPSIS.
Leigh Michaels se traslada a Los Ángeles para trabajar en una cadena de tv y olvidar un suceso romántico. Lee se va a vivir a unos lujosos apartamentos donde recibe llamadas telefónicas de un loco que la vigila y sabe todos los pasos que ella y sus amigos dan en el apartamento.



Se que a día de hoy este film setentero esta casi considerado de culto, se trata de uno de los primeros trabajos de su director, pero no la consideraría de culto, al menos un servidor no lo haría. Una película que a diferencia de otras producciones televisivas mas acertadas y con mucho mejor tono narrativo de la época como Don’t Be Afraid of the Dark, queda muy atrás y se asemeja mas a una loable pero típica tv movie de los setenta, sin mas que unos acertados momentos pero no mas allá.
Lo mejor: El tramo final.
Lo peor: Todo lo anterior.
publicado por Vacelyk el 12 agosto, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.