Un trabajo de gran factura técnica y mejor actuación de Francisca Gavilan, tiene “Violeta se fue a los cielos”, de Andrés Wood, un cine maduro que rinde tributo sin endiosar a la cantautora nacional

★★★★☆ Muy Buena

Violeta se fue a los cielos

Andrés Wood viene dando hace rato muestras de que es un cineasta que ha logrado una importante madurez. Ejemplo de ello lo constituye su anterior trabajo denominado “La Buena Vida”,  que tiene una aguda y particular mirada a la vida urbana en Santiago y que lamentablemente  paso un poco inadvertida en Chile, contrariamente de lo que ocurrió en el extranjero donde fue reconocida.  Ahora vuelve con un macizo trabajo desarrollado en “Violeta de fue a los cielos” donde conjuga todo su recorrido fílmico  desarrollado en trabajos anteriores con “Historias del Fútbol” rodada en el norte, centro y sur de Chile, con “El Destique” en el campo chileno y observaciones a hechos históricos sin adoctrinamiento tal como lo hizo en “Machuca”. Acá conjuga toda su experiencia para componer en una sola pieza una excelente producción,  llena de contrastes que nos transporta al más duro campo chileno hasta los mismos salones de museo de Louvre en Paris. Desde la creación musical,  hasta la a veces tormentosa y exquisita alma creativa de Violeta Parra, que bastante se desconoce, cobra vida gracias a la adaptación del libro de Angel Parra, para dar vida a esta entrañable película que goza del privilegio del público que acude masivamente a las salas.  La cinta se plantea con un recurso narrativo no lineal,  que no es novedoso,  pero si escaso para en cine nacional. Esta compuesta por diversos “flash back” y con una entrevista televisiva en argentina como hilo conductor del relato donde nos van presentado el presente y pasado de Violeta, sus raíces musicales en el campo chileno, los recuerdos de su padre, un profesor con oficio de cantor y bebedor, la búsqueda de ideales, amores,  entorno familiar que la convirtieron en algo más que un mito, admirada en Chile y el extranjero.  La cinta tiene una factura técnica increíble, la fotografía de esas viejas casonas de adobe, interiores, valles, montañas están increíblemente retratadas gracias al apoyo de su director de fotografía Joan Littin y el cuidado de época de su director artístico Rodrigo Bazaes.  La cinta no se plantea como el retrato simple de una cantante,  también posee varios subtextos, como el aprecio por el canto popular, de nuestras artes, el rol de la mujer en la sociedad y la riqueza del profundo campo chileno. De ello se desprende esta historia profunda que conmueve y no deja indiferente a nadie. Desde esa carpa que levanto en la Reina contra todos los pronósticos,  y que quería llamar la universidad del folclor. Allí Violeta es visitada por sus sueños, vivencias e ilusiones. En la que nos vamos enterando poco a poco de sus secretos más íntimos y la veremos  reir y llorar. La cinta no se me hace novedosa en su propuesta, me trajo a  mi memoria fílmica otro muy buen trabajo de hace poco años llamado “Ray”, que da vida del rey del blues, que fue retratada también con bastante acierto. Dicho sea de paso Jaime Foxx actor ganó el Oscar por ese rol. Algo que Francisca Gavilan de seguro va obtener más de algún reconocimiento nacional o extranjero porque toda la película descansa en ella. La creación es un pájaro sin plan de vuelo, que jamás volará en línea recta.” decía Violeta,  algo parecido al trabajo de Andres Wood que sin adoctrinar,  deja correr la cámara antes la imponente actriz para brindarnos una magnética caracterización y poner a la cantautora criolla en el cetro que merecía hace rato.
publicado por David Lizana el 29 agosto, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.