muchocine opiniones de cinedesde 2005

Crème brûlée & divorcio como postre

★★★☆☆ Buena

Crazy, stupid, love

Las críticas americanas dejaban muy bien esta comedia protagonizada por Julianne Moore y Steve Carell, así que tenía bastantes esperanzas. Los conocidos actores interpretan a una pareja de casados que se separa después de que ella le confiese una infidelidad y le eche en cara que él no se esfuerza en el matrimonio.

A partir de ahí,  Cal Weaver (Steve Carell) conoce a Jacob Palmer (Ryan Gosling), un joven mujeriego a lo Barney Stinson que le enseñará a desenvolverse con las mujeres y a devolverle su masculinidad (palabras textuales del personaje). 

También seguiremos la historia del hijo de trece años de Cal, enamorado de su canguro, quien a su vez está enamorada de Cal; y la relación de Jacob con su primer amor de verdad, Hannah (Emma Stone).

Estamos ante una típica (que no mala ni mucho menos) comedia romántica, que se desarrolla con escenas muy divertidas, otras que nos hacen reflexionar sobre los distintos tipos de amor (el primer amor, el amor que se acaba, el que nos salva) y en la recta final nos presenta algunas sorpresas muy agradables a la vez que irónicas. El personaje de Steve Carell incluso se ríe de los clichés cuando se pone a llover, oportunamente, en la escena más dramática. 

Perfecta película para ver en familia, con la pareja o con un grupo de amigos. Risas, sonrisas y momentos "cursis americanos", como ese discurso de graduación. 

 

 

Lo mejor: los actores, el personaje de Ryan Gosling, la sorpresa
Lo peor: no deja de ser muy típica y a veces demasiado cursi. La actriz que hace de canguro es un poco extraña. Kevin Bacon desaprovechado.
publicado por AGM el 4 octubre, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.