muchocine opiniones de cinedesde 2005

Cristina F (o la película más chunga sobre el consumo de drogas)

★★★☆☆ Buena

Yo, cristina f.

Voy a alejarme, por un momento, de mis habituales blockbusters y películas de terror, para centrarme en un film alemán, que me produjo más escalofríos que un ejército de hombres lobo sentados sobre fantasmas de niños decapitados. Cristina F es una película  de 1981, adaptación de un libro sobre una joven que se prostituye, trafica y consume drogas. Un menú de difícil digestión.

 

El film cuenta la historia de Christiane, una preadolescente, de tan solo 13 años, que se ve sumergida en una espiral de drogas, depravación y dolor. Nuestra joven protagonista, descubre el consumo de heroína, al mismo tiempo que conoce el amor, los celos y el deseo sexual, todo ello contado al ritmo de David Bowie, quién acepto participar en el film, interpretándose a si mismo, debido a la personal implicación de la protagonista con el músico. Su primer consumo de heroína, fue tras un concierto del artista.

 

Cristina F es, probablemente, el film más auténtico y descarnado sobre el mundo de las drogas jamás rodado, al menos de todas las películas que un servidor ha visto. Un auténtico descenso a los infiernos, alejado de las concesiones estéticas de films como Trainspotting o Réquiem por un sueño. Olvidaos de las drogas cool. Olvidaos de drogatas con carisma arropados en grandes discursos. Aquí solo vais a encontrar zombies andantes, con la cara picada, los ojos rojos y la mirada perdida. Gente jodida de verdad, y lo que es peor aún: son todos unos chavales. Los actores del film tienen la auténtica edad de los personajes, por lo que el realismo de la película resulta aterrador.

 

El espectador es incapaz de permanecer impasible, según avanza el metraje. Todos los elementos, desde la puesta en escena, hasta el vestuario, juegan la baza de la verosimilitud, y el film no ahorra en planos sobre inyecciones, picos y jeringuillas llenas de sangre. De verdad, pone muy mal cuerpo. El brazo de Jared Leto se queda corto, y mira que era francamente repugnante.

 

La actriz protagonista Natja Brunckhorst, pone los pelos de punta, en su progresivo deterioro físico y emocional. Su conversión en adicta resulta totalmente creíble, y el mérito es doble, teniendo en cuenta, la juventud de la actriz. El resto de actores, y actrices, cumple su papel, sin grandes histrionismos, en busca de esa sensación de realidad.

 

Es posible, sin embargo, que lo más terrorífico de la cinta, sean los bigotes prepúberes de sus protagonistas. Simplemente aterradores. Permitidme esta ligera concesión al humor, después de tanto mal rollo. Cristina F es un perfecto ejemplo del cine sobre drogas, y me ha hecho empezar a gestar una entrada en mi cabeza, sobre la peculiar relación entre estos dos conceptos, que compartiré con vosotros, queridos lectores, más adelante.

 

Lo mejor: La crudeza del film
Lo peor: La crudeza del film
publicado por Alberto Zamora López el 12 octubre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.