Insulsa comedia con momentos vergonzantes.

★★☆☆☆ Mediocre

El maestro del disfraz

Poco se puede decir o incluso criticar de una película tan mala, tan cargante, tan pésima y con tan poca gracia como es este film realizado en el año 2003 por el desconocido Perry Andelin Blake.Que ha trabajado como diseñador de arte en la gran mayoría de las películas con Adam Sandler, que es quien produce su debut tras las cámaras.Una historia que bien en un primer momento podría prometer risas y momentos disfrutables se queda en nada. Realmente lo que consigue es defraudar desde el primer momento en que la historia que se cuenta pierde fuelle a toda velocidad. Y eso ocurre por desgracia a los dos minutos de haber empezado. El maestro del disfraz fue un intento en vano de relanzar, mas bien la sepulto, la carrera cinematográfica del actor cómico de nombre Dana Carvey que a finales de los años 80 era uno de los integrantes del elenco de cómicos del exitoso programa de la tv americana Saturday Night Live. Lo que muy poca gente sabe es que también el participo como actor en la serie de television El Trueno azul junto al actor James Farentino, copiloto y piloto respectivamente,donde también participo el recientemente fallecido Bubba Smith (La saga de La loca academia de policía). Aquella corta serie televisiva, que uno disfruto cuando era mas joven, era una adaptacion entretenida del film del mismo titulo que dirigió John Badham para la pantalla grande con el protagonismo del actor Roy Scheneider.Dana Carvey consiguió cierta popularidad cinematográfica gracias a su participacion en las dos simpáticas películas de Wayne’s World que rodó junto al mas conocido actor Mike Myers (Austin Powers), otro de los actores del programa estrella de la tele americana, al contrario que le ocurrió a su compañero de reparto, Carvey, no tuvo éxito en sus incursiones posteriores en solitario en la gran pantalla. La película propone una trama que podría haber dado mucho de si gracias a la ágil capacidad de Dana Carvey para el humor y las imitaciones, no consigue remontar el vuelo por culpa de un guión, co-escrito por el propio comediante, y que es verdaderamente malo, siendo este dotado de un nulo sentido del humor, demasiado infantil y muy tonto, que nunca termina haciendo gracia. Mas bien lo que llega a conseguir es que realmente el espectador pase vergüenza ajena. La película está dirigida claramente a los mas pequeños de la casa o los menos exigentes, aunque eso no justifica ni muchisimo menos ese tono de humor exasperante que deambula entre lo absurdo y lo ridículo. La trama realmente no hay por donde cogerla y esta claramente quiere ir por el mismo estilo parodico que Mike Myers ha conseguido, con mas fortuna, en la conocida saga del espía Austin Powers, pero donde Carvey termina por fracasar por todo lo alto. El reparto esta compuesto además de Dana Carvey por una bellisima, aunque perdida en su papel, Jennifer Exposito, un hermético James Brolin (Hotel), un simpático Harold Gould y en el papel de villano esta el actor Brent Spiner, mas conocido por su papel de Data en Star Trek: La nueva generación. Cuyo papel de villano se reduce a unos pedos que suelta cada vez que suelta una malévola carcajada…ahí te va eso.


SINOPSIS.
Un joven y torpe camarero que trabaja en el restaurante italiano de sus padres, desconoce que posee un poder para disfrazarse de lo que sea.


En resumen un film malo, sin gracia, atolondrado y que pese a su corta duración una hora y 15 minutos, tiene 10 minutos mas de escenas del making off, sobre todo tomas falsas, que parecen nunca terminarse.
Lo mejor: Realmente nada que destacar.
Lo peor: Mucho por destacar.
publicado por Vacelyk el 17 octubre, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.