Una nueva obra maestra de un genio imperfecto…. y uan carta de amor a una ciudad, una época y un periodo artísitico.

★★★★★ Excelente

Midnight in paris

Sin lugar a dudas, ésta es la mejor película de Woody Allen en años.
Allen es un director peculiar. Sin duda es un genio. Se ha creado un estilo único e inconfundible. Ha filmado algunas de las mejores películas de todos los tiempos. Pero su afán por regalar a sus seguidores y al mundo una película al año ha acabado por pasarle factura. No siempre uede uno hacer una buena película. Así, el de Manhattan ha entregado en los últimos años algunas películas bastante decepcionantes (Todo lo demás, Vicky Cristina Barcelona) y algunas otras simplemente carentes de mucho interés por ser repeticiones eternas de sus esquemas clásicos (Conocerás al hombre de tus sueños, Si la cosa funciona). Sin embargo, con Midnight in Paris, Allen ha hecho lo que ya mucha gente creía que era imposible…. una obra maestra.
Porque esta película, como La Rosa Púrpura del Cairo (con la que tiene muchas similitudes), emana algo que muy pocas cintas pueden preciarse de tener…. y es ni más ni menos que magia. Hay una magia especial en Midnight in Paris. Es una historia tan extraña, tan alleniana, y a la vez tan bella y cercana… Lo mejor que se puede comentar de una película es que desearías que nunca acabara, y éso es exactamente lo que ocurre con Midnight in Paris. Es tan emocionante y, en una palabra, tan buena, que desearías que nunca concluyese.
Por supuesto, algunas de las cosas que se le han criticado son ciertas. Allen, con su cámara, se pasea por París y enseña todos sus lugares más turísticos simplemente porque adora la ciudad, y a veces alarga escenas sólo para seguir escuchando una música que le apasiona. Pero ¿es éso malo cuando la capital gala se convierte en un personaje más, tan importante como los de carne y hueso? Y qué decir del amor que la película desprende hacia la literatura, la pintura y todo el arte de esas décadas maravillosasde principios de siglo XX…
Además, Allen, como siempre, elige con acierto a sus actores, y especialmente a aquel que sirve de alter ego del propio director…. Will Ferrell lo hizo francamente bien en Melinda y Melinda, Larry David estuvo estupendo en Si la cosa funciona….. pero creo que es justo decir que Owen Wilson es sin duda el mejor "Allen-no Allen" de la historia…. la manera en que personifica las típicas neuras y la verborrea del neoyorquino es digna de todos los elogios. A su alrededor, actores y actrices enormemente solventes, como Michael Sheen, Rachel McAdams (siempre maravillosa), Lea Seydoux, Marion Cotillard (por Dios…. que aprendan de ella y de su talento otras europeas afincadas en Hollywood…y no miro a ninguna española…), y las sorprendentes y estupendas presencias de Carla Bruni, Kathy Bates o Adrien Brody.

En definitiva, Midnight in Paris puede que no sea la mejor película de Woody Allen, pero sí es su mejor película en muchos años, una obra maestra, y un bellísimo recordatorio de que soñar no cuesta dinero, pero es mejor hacerlo con los pies en la tierra….
Lo mejor: Todo
Lo peor: Que no dure más...
publicado por Alba Viñallonga Cruzado el 30 octubre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.