Todos estos condimentos chirrían con un giro de guión que se ve venir sin lograr la sorpresa esperada.

★★☆☆☆ Mediocre

Eva

Inteligencia Artificial a la española, se agradece que un filme español ofrezca diferentes formas de cine. La guerra civil, los problemas de barrio o las comedias de pareja son temas ya demasiado recurrentes. Por tanto se siguen agradeciendo que jóvenes realizadores como el debutante Kike Maíllo que tras algún corto como “Los Perros De Pavlov” se inicia con esta especie de narración a lo Isaak Asimoov con triángulo amoroso de fondo.

 

Alberto Amman y Marta Etura coinciden de nuevo tras Celda 209 acompañados de Daniel Bruhl, visto hace poco en Intruders. Bruhl es el desencadenante de un amor a tres bandas tras volver a su localidad de nacimiento por un encargo de la facultad de robótica. Construir un niño robot.

 

Sobresaliente en todos sus efectos  especiales, esos planos aéreos sobre el terreno nevado son de una gran belleza, la fotografía es esencial para aprovechar el bello paisaje, la banda sonora esta notablemente insertada. Todos estos condimentos chirrían con un giro de guión que se ve venir sin lograr la sorpresa esperada.

 

El personaje de Lluis Homar es ciertamente ridículo, el de Alberto Ammann no se sabe muy bien su cometido en la trama, Bruhl siempre soso, sólo la niña a la que debe el filme su nombre sobresale gracias a su frescura. El triangulo amoroso es lastimoso sin cohesión en la trama robótica, quedando un filme a medias en resultados pero interesante en técnica y que demuestra ciertas hechuras en su director debutante.

Lo mejor: Sus fx.
Lo peor: Los personajes de Ammann y homar.
publicado por Andrés Pons el 1 noviembre, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.