muchocine opiniones de cinedesde 2005

Una genial comedia de magníficas interpretaciones y de sabor a clásico totalmente imprescindible e inolvidable.

★★★★☆ Muy Buena

Mejor… imposible

El director y guionista estadounidense James L. Brooks, tras el éxito conseguido tanto de taquilla como de crítica y público con la quizás algo sobrevalorada ‘La fuerza del cariño’, vuelve a colaborar con el que sin duda es uno de los mejores actores del momento. Estoy hablando, como no, del gran e inigualable Jack Nicholson, que gracias a los espléndidos papeles ofrecidos por el señor Brooks tiene en sus manos dos de los tres Oscars que en total posee. Y es que no es para menos, porque sus personajes poseen esa magia de atracción capaz de cautivar, embaucar y fascinar al espectador con una simple aparición. En ‘As Good As It Gets’, Jack Nicholson está encantador, entrañable, adorable, seductor y maravilloso; al igual que una inusitada Helen Hunt, quien también logró la estatuilla por una actuación que levanta emociones y sentimientos y que transmite toda la vulnerabilidad que posee su personaje. Y siguiendo con el análisis interpretativo, también hay que hacer una mención especial al actor Greg Kinnear, quien, en el papel de homosexual, realiza una convincente y estupenda interpretación.

 

Mark Andrus escribe junto a James L. Brooks un guión basado en una historia del propio Andrus. Un guión exquisitamente perfecto y bien hilvanado, que sin ser una de cosa del otro mundo, nos deja situaciones hilarantes, ingeniosos diálogos que apetecen escuchar una y otra vez y un sarcasmo memorable. Más que una película de situaciones es una película de personajes: por un lado está Melvin Udall, un exitoso escritor de novelas románticas con trastorno obsesivo compulsivo (TOC), una persona borde, cascarrabias y cruel, que no sabe tratar con delicadeza a las personas; por otro Carol Connelly, una camarera y madre de un niño con una grave enfermedad, amargada e infeliz que busca desesperadamente la mano de hombre que la acompañe; y por último Simon Bishop, el vecino gay de Melvin y pintor frustrado que cuyo destino le jugará una mala pasada.

 

Y por último y no menos importante, destacar una banda sonora de lujo compuesta por Hans Zimmer. En definitiva, una genial comedia de magníficas interpretaciones y de sabor a clásico totalmente imprescindible e inolvidable. No se la pierda.

publicado por Ángel López Gallego el 9 noviembre, 2011

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre