Mad Max, clásico del cine post-apocalíptico.

★★★☆☆ Buena

Mad max, salvajes de la autopista

REPARTO: Mel Gibson, Joanne Samuel, Steve Bisley, Hugh Keais-Byrne, Roger Ward, Tim Burns, Geoff Parry, Sheila Florence.

Mad Max es una de las sagas más influyentes en la historia del cine, que se convirtió en un clásico del cine post-apocalíptico y mostró un camino a seguir en cuanto a la estética de un mundo en pleno caos donde solo los más fuertes sobreviven.

SINOPSIS: En un futuro posnuclear, Max Rockatansky, un policía encargado de la vigilancia de las carreteras, tendrá que vérselas con una banda de moteros criminales que andan sembrando el pánico por las carreteras australianas. Cuando, durante una persecución, Max acaba con Jinete Nocturno, uno de los componentes del violento grupo, el resto de la banda jura vengar su muerte.

CRÍTICA: Todavía no he visto el resto de la trilogía por lo que la crítica está basada en lo que me ha parecido esta primera parte y no el conjunto de la saga. El film está dividido en tres partes bien diferenciadas, una primera parte donde se presentan los personajes de ambos bandos, una segunda parte donde la banda de moteros busca venganza y Max intenta apartarse de los problemas, y una tercera y última parte donde la presa se vuelve cazador en busca de venganza.

La película comienza con una persecución impresionante, dónde conocemos a uno de los bándalos, Jinete Nocturno, y a la patrulla policial intentado darle caza, con Max Rockatansky, el mejor policía de la brigada junto a su compañero Jim el Ganso… También conocemos la vida personal de Max con su mujer y su hijo y las fechorías que son capaces de cometer de cometer la banda liderada por el Cortauñas (en el original es el Cortadedos, pero el doblaje español hizo un doblaje fino…)

La segunda parte baja mucho el ritmo y se puede hacer un poco aburrida, pero tranquilos porque es la parte mas corta de las tres, como si quisiese dar un paso atrás para coger impulso para una parte final espectacular, dónde como ya dije antes la presa se vuelve cazador, se coloca sus mejores galas, coge su mejor coche y empieza a "hacer la ronda" por las carreteras australianas, dejando increíbles persecuciones, mas aún sabiendo los pocos recursos con los que contaba el director, ya que tuvo que pedir prestados la mayoría de vehículos utilizados, de hecho la banda de moteros, era una banda real, e incluso dejó su propia furgoneta para que fuera totalmente destrozada.

El reparto está marcado indiscutiblemente por el papel protagonista de Mel Gibson, que con esta saga se dio a la fama y que como casi siempre, borda el papel de hombre-héroe familiar que lucha por justicia: Braveheart, El patriota, Payback… Es más creo que tomó buena nota de esta película, sobre todo de la parte final, para años (décadas) más tarde rodar ese peliculón llamado Apocalypto…. en fin cosas mías…

NOTA: 7 sobre 10 porque marcó las bases para realizar películas post-desastres-o-apocalípticas, porque dio a conocer a Mel Gibson y por sus grandes escenas de acción.

Lo mejor: Grandes persecuciones, Mel Gibson y el paisaje post-apocalíptico.
Lo peor: Un bajón en la segunda parte, poco serio...

publicado por Diego Sánchez García el 25 noviembre, 2011

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.