muchocine opiniones de cinedesde 2005

En menos de 107 min., y con los pelos de punta, Chandor nos explica de una manera tan nítida y a través de un guión magnífico, las artimañas del mundo financiero y sus mecanismos de embustes.

★★★★☆ Muy Buena

Margin call

He escuchado respuestas de todo tipo para justificar el descalabro financiero en el que viven hoy las grandes potencias y en general el mundo entero. Respuestas economicistas anegadas de números y palabras técnicas que el común de la gente jamás entendería. También he sido testigo de múltiples reacciones en forma de protestas, marchas y manifestaciones de un mundo indignado por el abuso económico de los Estados que nos cobijan. Gente sin trabajo, sin casa, multitudes engañadas por bancos y por un sistema inservible y macabro llamado capitalismo. Pero nada sirve, nada logra cambiar las cosas, y los ricos, los dueños de los bancos, ahora son más ricos, y los pobres, los indignados o en general la clase media que trabaja para mantener una familia o simplemente para sobrevivir, hoy en día ven con precariedad el sostenimiento de su propio mundo. ¿Por qué nada cambia? ¿Se ha declarado invencible ese monstruo espeluznante al que parece imposible cortarle la cabeza? Observo con pavor, con absoluto miedo el panorama que nos muestra, con soberbia maestría el joven director J. Chandor en esta su ópera prima, Margin Call.

En menos de 107 min., y con los pelos de punta, Chandor nos explica de una manera tan nítida y a través de un guión magnífico, las artimañas del mundo financiero y los mecanismos de embustes, que quizás tan sólo el documental “Inside job” (2010) de Charles Ferguson había dilucidado de manera tan clara. En un día cualquiera un simple ejecutivo de una de las mayores empresas de finanzas en EE.UU., se da cuenta que en poco tiempo su empresa caerá en quiebra y que eso puede provocar uno de los mayores desastres económicos de la historia. Salen a relucir, entonces, las trampas sobre las que se cuece el mundo de Wall Street, los millones y millones de dólares que hay juego y el sálvese quien pueda cuando la debacle se aproxima. Así es, con un fabuloso reparto que va desde Stanley Tucci, pasando por Kevin Spacey hasta el poderoso Jeremy Irons, este drama logra narcotizarnos mostrándonos la verosimilitud de la crisis y el engranaje pavoroso del imperio financiero que hará todo lo posible por no perder y salir siempre bien librado de su propio mal.

publicado por Camilo Useche el 4 enero, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre