muchocine opiniones de cinedesde 2005

Immortals

Hace tan solo cuatro años,  Gianni Nunnari y Mark Canton, apostaron fuerte por un semidesconocido Zack Snyder. El negocio funcionó, rebautizaron el cine épico con tonos saturados, cámaras lentas en full-HD y sobre todo, cromas, muchos cromas. Al mismo tiempo, pusieron de moda una palabra: “visionario”. En estos días, volvieron a sacar la bola de cristal y tras frotarla hasta la saciedad, adivinen que… hicieron lo mismo. Eso sí, esta vez para regresar al paraíso de la inmortalidad, el precio será distinto.

Ahora es el turno de Tarsem Singh, otro arquitecto de paisajes imposibles, director de La Celda o The Fall: El sueño de Alexandria. Un perfecto candidato, experto en videoclips y amante de las surrealistas fronteras. Es bonito arriesgar pero será más fácil que te puedan criticar, por ello, la estética utilizada por Tarsem en todas sus obras, va tomando forma en un mundo entre lo genial y lo hortera, descolocando al espectador que no sabe si son manzanas o peras. En resumen, Inmortals es eso, una mezcla agridulce que no destaca, pero aprueba.

Henry Cavill (Teseo), al que pocos conocían y tiene la difícil misión de resucitar, en este caso con Snyder, a la maltrecha saga de Superman, cumple con el papel del valeroso campesino que osa a desafiar al rey Imperión, un Mickey Rourke que se siente cómodo en el papel de villano y no dejará títere con cabeza en su insaciable búsqueda del arco Epiro, arma que tiene el poder liberar a los titanes y aniquilar la raza humana y destruir a los dioses. Casi nada. Freida Pinto, el mejor de los efectos especiales, Stephen Dorff, Luke Evans y John Hurt completan un reparto agradable, donde quizás destaquen Rourke, que viene con malvada experiencia tras Iron man 2 y los ojos de la señorita Pinto. Cavill cumple, pero por desgracia no es Leonidas.

Mitos y leyendas de la antigua Grecia, de inevitable comparación con Furia de Titanes, film al que supera, pero como es lógico, a 300 no llega. Un hermano mediano que ni es malo, ni bueno, simplemente se dedica a coquetear con ambos, picando de uno y robando del otro. Una película a la que le falta algo de carácter propio y justifica el uso del 3D con escenarios y batallas bien coreografiadas al estilo videoclipero. Con un guión que hace aguas a tiempo parcial, pero no se hunde en jornada completa.

Ideal estreno para estas fechas, en las que uno no se quiere comer mucho la cabeza y se conformará con ver “una venganza a la navideña”, mientras espera a la avalancha de títulos oscarizables que pronto inundaran las pantallas. Edulcorada obra de domingo por la tarde, que no deja mal sabor de boca, avanzando por un camino lleno de adornos y florituras, acabando como todos estábamos pensando; una tragedia griega con final made in Hollywood.

Lo mejor: Que no es Fuira de Titanes.

 

Lo peor: Que no es 300

Lo mejor: Que no es Fuira de Titanes.
Lo peor: Que no es 300
publicado por Ñete Rodriguez Peña el 27 enero, 2012

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.