Un notable entretenimiento vacío.

★★★★☆ Muy Buena

The game.

Entre ‘Seven’ y ‘El club de la lucha’ David Fincher filmó esta especie de thriller de intriga en el que nada es lo que parece, todo es engañoso. ‘The Game’ es un notable entretenimiento vacío que engancha solo la primera vez, en el que una vez que has descubierto su falso juego, el interés se pierde. Fincher parte de un guión tramposo escrito por John Brancato y Michael Ferris, en el que los giros inesperados son poco creíbles y solo funcionan al principio.

Michael Douglas interpreta (muy en su línea) al multimillonario Nicholas Van Orton, un hombre egoísta y ambicioso que lo tiene todo, excepto la felicidad. En su día de cumpleaños, su hermano Conrad le hará un regalo con el que pretende sorprenderle: su inscripción en una empresa de ocio capaz de hacerle la vida imposible.

La trama profundiza en la psicología del personaje de Nicholas, su percepción del mundo, su egoísmo y su arrogancia. También podemos ver personajes tan interesantes como una sugerente y enigmática Deborah Kara Unger o un casi redundante Sean Penn. Indudablemente el film está brillantemente realizado e interpretado pero el espectador no se deja engañar tan fácilmente y termina por no tragárselo. Su juego artificioso pretende tomarnos el pelo pero no lo consigue, aunque su narración nos atrape. El lánguido piano de Howard Shore consigue crear a la perfección esa atmósfera de misterio y suspense.

‘The Game’ es una película con tintes hitchcockianos, pero que no le llega ni a la suela del zapato del llamado maestro del suspense. Aún así es un juego muy entretenido pero insustancial.


publicado por Ángel López Gallego el 4 febrero, 2012

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.