(Horror de toda la vida con un niño mago que ha crecido cosa fina)

★★★★☆ Muy Buena

La mujer de negro

La Mujer de Negro es la tercera y mejor película de la renacida productora británica Hammer Films, además de ser una de las cintas de terror más estimulantes de lo que llevamos de año. Una clásica historia de fantasmas, abiertamente pasada de moda, que logra gracias a su diseño de producción, su atmósfera de terror creciente y sus interpretaciones, convertirse en todo un carrusel de sustos y escalofríos.

 

Un fantasma vengativo, niños muertos, una mansión de aspecto amenazante, sombras, mecedoras que se mueven solas. Típicos elementos de ghost story. Todo esto presenta La Mujer de Negro, dosificado y bien suministrado, pero sin mezclas raras. Un film de terror de los de toda la vida. Solo puedo elogiar un film, que dedica una secuencia de aproximadamente 15-20 minutos, sin diálogo, al noble arte de asustar; construyendo una sucesión de detalles terroríficos, que forman un auténtico túnel del terror. La primera noche que pasa Arthur, el protagonista del relato, en la mansión, es de largo, lo mejor del film.

 

Daniel Radcliffe se quita de encima el sambenito del niño mago, y a los pocos minutos de película, nos lo creemos, como un abogado viudo, padre de un niño de cuatro años, empresa harto difícil, viniendo de la épica franquicia. El inglés es un buen actor, y el hecho de que Harry Potter fuera un personaje torturado, oscuro, le ha venido muy bien al desarrollo dramático del joven interprete.  Dándole la réplica tenemos a un excelente Ciaran Hinds.

 

El director James Watkins trabaja la atmósfera por encima de todo. Huye del susto fácil, del gore y del abuso de efectos especiales, y prefiere recrearse en las sombras amenazantes, apenas intuidas, la niebla y el crepitar de las tablas de madera, de un viejo caserón. La puesta es escena, especialmente cuando se dedica a construir pequeñas piezas de horror, es excelente, aunque siendo sinceros, el film queda por debajo de su magistral largometraje anterior, la soberbia Eden Lake.

 

Una película que mira abiertamente al pasado, sin la necesidad de actualizarlo (como intentaba hacer Insidous), cosa que el espectador agradece. Se nos cuenta una historia sencilla, se nos asusta (en ocasiones de lo lindo) y se nos ahorra un twist final, dejándonos en su lugar un relativo happy end, que no deja de ser tremendamente desolador. 

Lo mejor: La primera noche en la mansión
Lo peor: Su clasicismo, también puede jugar en su contra
publicado por Alberto Zamora López el 13 febrero, 2012

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.